Huesca

COMERCIO

El Black Friday deja "fríos" a los comercios de Huesca, pero abre la campaña de Navidad

"Calles mojadas, cajones vacíos", lamentaban este sábado los vendedores, a los que el tiempo y la extensión de ofertas en la semana no acompañó

Ambiente en las calles de Huesca durante este fin de semana.
Ambiente en las calles de Huesca durante este fin de semana.
Pablo Segura

Las tradiciones también han tenido que adaptarse a la pandemia y el Black Friday, instalado el último viernes de noviembre en el calendario de compras oscense desde hace años, ha cambiado éste su hoja de ruta. Los comercios decidieron diseminar las ofertas a lo largo de la semana para evitar las aglomeraciones. “No ha sido lo que esperábamos”, confiesan, incidiendo a su vez que “el tiempo tampoco ha acompañado”. A pesar de todo, estas semanas continúan siendo la antesala de la campaña de Navidad y multitud de compradores han aprovechado las rebajas del 20 y hasta el 50 por ciento para anticipar los regalos.

Por estas fechas, la tecnología es el rey. La tienda de videojuegos Game “ha hecho el agosto”, como se suele decir, porque para ellos “es el día más fuerte del año”, señalaba Aitor, uno de sus vendedores. La gente se ha acercado especialmente a por consolas, juegos y mandos, “preparando los regalos de Navidad”, remarcaba, ya que muchos los piden para regalo. “El año pasado las Navidades fueron flojas, estas tienen mejor pinta”, suspiró.

En el caso de The Phone House, establecimiento de telefonía, no están del todo contentos. La competencia del comercio online y el problema de suministros de algunas compañías, ha provocado que “no sea demasiado brillante el volumen de tráfico en las tiendas”, apuntó su dependiente, Javier. Han intentado atraer a los clientes con ofertas porque “tan solo es el preámbulo de lo que será una buena campaña de Navidad”, remarcó.

Grandes compañías

Esta campaña de marketing situada a finales de noviembre es invención de las grandes compañías. En Mango arrancaron el Black Friday el lunes, con menos descuentos y afluencia. “Hoy ha sido un sábado normal y los primeros días apenas se ha notado”, remarcaba Vidal desde caja. Esta fecha siempre ayuda de cara a Navidad, pero al no haber el stock suficiente, “ha afectado a los precios”. En Sprinfield se notó el viernes y el sábado, pero “nada comparable a lo vivido otros años”, apuntaron, aunque iniciaron las promociones desde principio de semana.

Mientras tanto, el pequeño comercio compite con lo que puede. Lopezientos hizo ofertas a lo largo de la semana y Carmen, su propietaria, se mostraba contenta, ya que “han superado lo que esperaban”. “No paran de llegarnos cosas nuevas y a la gente les está encantando porque hace falta mucho color”, aseguraba.

En cuanto a la ropa deportiva, la tienda de la SD Huesca ha percibido mucha gente durante el fin de semana, “más por goteo y menos aglomeraciones que otros años”, indicaron, pero “a buen ritmo”. En Numwear el mes de noviembre “está siendo bueno”, no así los anteriores, conque esperan que la campaña de Navidad pueda “remontar el ritmo de ventas”.

En el caso del calzado, en Lázaro ha sido “un alivio con respecto a 2020”, pero, sin duda, lo ha empeorado el tiempo. “Calles mojadas, cajones vacíos”, puntualizaron, ante una semana de descuentos que ha acabado por saturar a los clientes porque creen que “es demasiado” y “se desvirtúa la fecha”.

También se sumaron a esta semana de ofertas las tiendas de joyería, como TAS Huesca, donde Ana y Conchi han lanzado descuentos del 10 al 40 por ciento. “Ha sido algo flojo, entran, miran y se llevan alguna cosa, pero nada comparable a otros años”, lamentaron, aunque estaban animadas porque ya tienen reservas de cara a la Navidad.

Etiquetas