Huesca

URBANISMO

Aparecen huesos humanos en las obras del paseo Ramón y Cajal de Huesca

Un informe de la Dirección General de Patrimonio recoge que los trabajos pueden continuar ya que se trata de restos óseos de un antiguo enterramiento 

La zona en la que han aparecido los huesos ha sido precintada por la Policía.
La zona en la que han aparecido los huesos ha sido precintada por la Policía.
S. E.

Los trabajos de la tercera fase de las obras de reurbanización del paseo Ramón y Cajal de Huesca han sacado a la luz unos huesos humanos. Según ha informado este jueves  Policía Nacional, se trata de restos óseos antiguos que ahora deberán ser analizados. 

El informe de la Dirección General de Patrimonio relativa a los hallazgos realizados en las obras en este paseo, ha llegado este mismo jueves al Ayuntamiento, tal y como ha informado la concejal de Urbanismo, María Rodrigo. Este documento recoge que los trabajos pueden continuar y plantea que la maquinaria al remover el subsuelo ha podido afectar a algún antiguo enterramiento. Además, por prevención, aconseja que el Ayuntamiento contrate a un arqueólogo para lo que queda de obra, al aparecer estos huesos. 

Por su parte, la Plataforma en Defensa del Patrimonio, ha criticado que en estos trabajos no se cuente con la supervisión de un arqueólogo, "por lo que no se puede determinar si los huesos pertenecen a una necrópolis medieval o a una fosa común". 

Esta entidad ha manifestado que "la última Comisión Provincial de Patrimonio llamó la atención al Ayuntamiento de Huesca por realizar obras en ámbitos susceptibles de albergar restos patrimoniales sin el concurso de un técnico arqueólogo, así ha sido en el entorno de las Miguelas, que es BIC, hace dos semanas".

María Rodrigo ha desmentido estas afirmaciones . "Esto es categóricamente incierto", ha aseverado y ha explicado que a la Dirección General de Patrimonio llegó un correo electrónico desde el que se denunciaban varias obras que se estaban realizando "sin control arqueológico". 

La Dirección General de Patrimonio se puso en contacto con el Consistorio, desde donde se rindieron las "explicaciones oportunas".

Sobre Las Miguelas, ha detallado que se llevó a cabo en una de sus zonas laterales una intervención por el reventón de una tubería el pasado viernes por la noche. "Se procedió a arreglar la tubería, punto", ha afirmado. 

Dicho correo electrónico también hacía alusión a los trabajos en el paseo Ramón y Cajal. "Esta obra, ya de entrada, en ningún caso se encuentra bajo prescripción arqueológica. En ningún momento se encuentra en las zonas marcadas como áreas de prevención arqueológica del Ayuntamiento de Huesca", ha detallad María Rodrigo. 

Por este motivo, según marca un plano aprobado por el Gobierno de Aragón, en esta zona de la ciudad donde se llevan a cabo los trabajos no se requiere la presencia de un arqueólogo. 

De esta forma, el informe de la Dirección General de Patrimonio refleja que en estas obras del paseo Ramón y Cajal no era obligatorio llevar a cabo un seguimiento arqueológico "por encontrarse en el área de trabajo fuera del Casco Histórico delimitado como BIC y por lo tanto no sujeto a prescripciones arqueológicas". 

Etiquetas