Huesca

CORONAVIRUS

Los pediatras confían en que la vacuna baje la presión en sus consultas

Aragón comenzará la inmunización contra la covid-19 de 90.000 niños de entre 5 y 11 años a partir del 15 de diciembre

La vacunación infantil contra la covid comenzará entre los niños de 9, 10 y 11 años
La vacunación infantil contra la covid comenzará entre los niños de 9, 10 y 11 años
Pablo Segura

Los pediatras aragoneses confían en que la campaña de vacunación infantil contra la covid-19 descongestione sus consultas y ponga coto a la fuerte expansión del virus entre los menores. La presidenta de la Asociación de Pediatría de Atención Primaria de Aragón (Arapap), Teresa Cenarro, plantea que los contagios entre menores se han disparado en las últimas tres semanas pero con “unos síntomas muy leves y muchos asintomáticos”.

Para frenar esta transmisión, el Gobierno de Aragón abrirá el próximo 15 de diciembre la campaña de vacunación infantil, con la que se espera inmunizar a unos 90.000 niños de la comunidad de entre 5 y 11 años.

Después de que el Ministerio de Sanidad diera luz verde este martes a la dispensación de dosis del fármaco contra la covid entre los menores, la campaña infantil arrancará en Aragón con tres cohortes de edad que suponen unos 40.000 niños: los nacidos en 2010, 2011 y 2012, es decir, los menores que cumplen 11, 10 y 9 este año.

Ayer mismo, según los datos facilitados por la Dirección General de Salud Pública, el 20 % de los contagios reportados para toda la comunidad aragonesa, 119 de un total de 597, pertenecían a la franja de edad de 1 a 14 años. En las jornadas anteriores, y ante los efectos de la séptima ola de contagios que asola Aragón, este índice, en dicha franja de edad, ofrece porcentajes similares.

Teresa Cenarro adelanta que hoy jueves está prevista una reunión entre Pediatría y el Departamento de Sanidad para concretar cómo se va a llevar a cabo la vacunación infantil contra la covid en Aragón y delimitar si tendrá lugar en los colegios o en los centros de salud. Posteriormente, en la jornada de hoy está previsto anunciar este dispositivo para que madres y padres tomen buena nota al respecto.

Ante el próximo arranque de la campaña, la presidenta de Arapapsub muestra su confianza en las autoridades sanitarias y en las ponencias de vacunas, “se entiende que ellos han valorado muy bien los riesgos y los beneficios y por eso han tomado la decisión. Creen que van a ser beneficioso tanto a nivel individual como para la sociedad el vacunar a los niños de entre 5 y 11 años”.

Y plantea que las consultas de pediatría, actualmente, están “desbordadas, rebasadas, ya no sé qué adjetivo usar”, confiesa. “Teníamos ya mucha más patología que otros años, porque hay mucho proceso respiratorio, neumonías, bronquiolitis, bronquitis, otitis, laringitis... circulando. Y a esto se ha unido de repente, en las últimas tres semanas, que el coronavirus donde más se está moviendo es en el ámbito escolar. Hay muchísimos contactos en las aulas, hay positivos, pero no tantos para todos los contactos que hay”, aclara.

Pese a ello, comenta que hay que hacer el seguimiento de los niños contagiados que, según lo que ella misma ve en su consulta, suelen ser de entre 8 y 9 años.

“Como el abordaje del ámbito escolar se hace desde el centro de salud y también hay menos rastreadores, entre todos echamos una mano de manera que, además de la abundante patología que tenemos, la ola de coronavirus con tanto impacto en el ámbito escolar ha hecho que esté todo bastante desbordado”, reitera. Afortunadamente, los niños que se contagian tienen una sintomatología leve y que dura pocos días. “Algunos no llegan a tener ni fiebre, sino una febrícula, algo de tos o dolor de cabeza. El problema es que hay muchos casos”, apunta. Esta fuerte transmisión comunitaria por debajo de los 11 años “tiene su lógica ya que es el grupo de población que queda sin vacunar. Esto era esperable. Al haber aumentado la circulación del virus también ha crecido su incidencia en los colegios”. A este aspecto suma que la relajación de las medidas contra la covid ha implicado una mayor interacción social. “Hay cumpleaños, reuniones... Poco a poco todos queremos retomar la normalidad y eso hace que haya más contactos y que circule más el virus”, señala.

La doctora pone en valor las vacunas y comenta que los último grupos que han recibido el pinchazo, los de por encima de los 12 años, “tienen la incidencia más baja de todos los grupos de edad”. Así, destaca que, por supuesto, “la vacuna tiene un impacto en la transmisión” y confía en que con los niños pase lo mismo.

Finalmente, comenta que muchos padres le preguntaban ya el mismo martes, cuando se aprobó la vacunación de los menores, si ya podían pedir cita. “Hay algunos con dudas y otros con grandes deseos de vacunarlos para facilitar la conciliación. Yo si tuviese un hijo de esa edad no lo dudaría”, concluye

Etiquetas