Huesca

HUESCA

Carmelo Bosque recibe el premio Empresa de Cruz Roja

El equipo del Lillas Pastia ha formado a 14 personas con dificultades sociales como operarios en obradores de pastelería

Bosque en el momento de recibir el galardón.
Bosque en el momento de recibir el galardón.
Pablo Segura

La cocina oscense está de enhorabuena. Este miércoles, el chef del restaurante Lillas Pastia, Carmelo Bosque, ha recibido en manos de Juan Rodrigo, presidente provincial de la Cruz Roja, el premio Empresa por su implicación y compromiso en la formación de 14 personas con problemas en dificultad social como operarios en obradores de pastelería. Galardón que el oscense ha recogido con orgullo por poder “hacer equipo con la Cruz Roja” y “cambiar las vidas de las personas”, además de “enseñarles un oficio”.

El equipo del Lillas Pastia, encabezado por el cocinero Pedro Gallego, dividió el curso en módulos, poniendo la primera piedra en las nociones básicas de pastelería: panes, bizcochos, cremas… Para después llegar a los postres que se sirven en el restaurante de I Estrella Michelin. Las prácticas formativas se extendieron por establecimientos oscenses El Origen, Flor, Hervi, y Gallego celebra la respuesta que han dado los alumnos, que “colaboraron, hicieron amistades y aprendieron el oficio”, ha indicado el cocinero.

Desde Cruz Roja han querido distinguir la implicación con el Plan de Empleo de la entidad y el proyecto: Reto Social Empresarial. Alianzas. Juan Rodrigo ha esgrimido que “Carmelo ha abierto puertas” a Cruz Roja para continuar con este proyecto en otros restaurantes y dar “una oportunidad de trabajo” a muchos jóvenes.

El propio Carmelo Bosque valoró que en su restaurante se practica “el oficio más bonito del mundo” y agradece la posibilidad de dar un camino y engancharse a este oficio. Siempre haciendo mención a su equipo, ya que se ha subrayado que se ha implicado sobremanera en este proyecto, porque “donde haces el cursillo, te marca para siempre”, ha respondido.

Mantener su estrella

Es el segundo premio que recibe el chef oscense en 24 horas, ya que en la gala de la Guía Michelin celebrada en el Palau de les Arts de Valencia, el Lillas Pastia -junto a los restaurantes altoaragoneses Tatau Bistro, Callizo y Espacio N- consiguió mantener su Estrella Michelin. “Año tras año estamos ahí y me hubiera gustado que se incorporaran otros compañeros. Somos un grupo que podemos crecer y es el camino para que la cocina de Huesca y Aragón siga avanzando”, ha remarcado Carmelo Bosque.

El chef ha referido que el Centro de Innovación y Tecnología Gastronómica es “la puerta para seguir abriendo la cocina oscense al resto del mundo” y “ojalá poder traer algún año la gala Michelin a la comunidad de Aragón”, ha reflejado. Mantiene que la hostelería ha vivido un año y nueve meses “muy duros” y reivindica que el Gobierno de Aragón les escuche y cambie las condiciones de los pagos de solvencia empresarial.

Etiquetas