Huesca

coronavirus

La situación de Enfermería es "cada vez más insostenible"

La presidenta del Colegio advierte que las enfermeras están "al límite" y "no pueden más"

Satse reclama 111 plazas universitarias más de Enfermería en Aragón
Enfermero practica una PCR a una paciente.
EFE

“Desde el inicio de la pandemia, hemos dado todo (...). En la primera ola, en la segunda..., y así hasta en siete ocasiones y nos vuelven a dejar tirados sin pensar en los pacientes. Los profesionales no pueden más”. El Colegio de Enfermería se sumó a las denuncias de organizaciones sanitarias por la falta de personal, con el fin de los contratos covid en octubre como principal queja, y la presidenta del Colegio, Carmen Tosat, ha alertado de que “la situación en los servicios sanitarios en Huesca es cada vez más insostenible”.

El fortísimo repunte de casos de covid ha hecho que la IA a 14 días en la provincia esté cerca de su máximo de noviembre del año pasado (1.403,8 entonces; 1.118,6 actualmente) y que las ciudades de Huesca y Jaca lo hayan sobrepasado (1.985 en la capital a principios de semana y 2.887 actualmente en Jaca).

El sistema sanitario se enfrenta a esto con menos plantilla que en cualquier otra ola porque en octubre “se dieron de baja todos los contratos covid”, ha señalado Tosat. La negativa a renovar esos contratos ha causado que en estos momentos Enfermería esté “desbordada de nuevo”.

La sobrecarga hace que las enfermeras “estén al límite. No pueden más”, ha advertido Tosat. La situación se repite en Primaria y en hospitales. En una Primaria “desbordada”, los profesionales están “ingeniándoselas para sacar adelante lo que en estos momentos urge”, el aluvión de casos, “sin abandonar del todo el resto del trabajo”, ha aseverado Tosat, que recordó que las enfermeras de Primaria también llevan las vacunas de covid y gripe.

De manera simultánea, “en las plantas de hospitalización aumenta la presión y se está trabajando a destajo”. Además, la plantilla de Enfermería sufre bajas tanto de covid como de “sobrecarga física y psíquica” por la extenuación de estos casi dos años y la falta de refuerzos.

La pandemia ha exacerbado una histórica falta de enfermeras. En España, hay 5,9 por 1.000 personas frente a 8,6 en la UE. En Primaria es peor: 1 enfermera cada 2.000-2.500 habitantes cuando en la UE es 1 por millar.

Con esta carencia, “es evidente” que no se deberían haber rescindido los contratos covid, apuntó Tosat, quien ha asegurado que, pese a la reducción de casos en octubre, las enfermeras “no hubieran estado paradas”. Ahora, de nuevo en una situación “preocupante”, las enfemeras vuelven a doblar turnos y en algunas comunidades les cancelan los festivos navideños. Tosat ha pedido aumentar la cifra de enfermeras, sobre todo pediátricas, y desdoblar cupos. “No queremos homenajes. Hay que solucionar los problemas. El desgaste es preocupante y hay que actuar ya”, ha concluido Tosat.

Etiquetas