Huesca

GASTRONOMÍA NAVIDEÑA

La trufa negra marida a la perfección con los platos navideños

Carmelo Bosque, presidente provincial de Hostelería y gerente del restaurante Lillas Pastias de Huesca, destaca sus aplicaciones en la cocina

Carmelo Bosque muestra una trufa de 500 gramos.

 lilas pastia

 16 - 12 . - 21

 foto pablo segura
Carmelo Bosque muestra una trufa de 500 gramos.
Pablo Segura

Por su aroma y su inconfundible sabor, la trufa negra (Tuber melanosporum) es uno de los alimentos más cotizados del mundo, además, es un hongo poco energético, que aporta unas treinta calorías por cada cien gramos, según datos de la Fundación Española de Nutrición, muy digestivo y perfecto para combinar con cualquier menú porque es capaz de convertir un sencillo alimento, como el huevo, por ejemplo, en una demostración gastronómica de enorme impresión sensorial.

“Marida muy bien con los platos tradicionales navideños de la cocina altoaragonesa”, confiesa Carmelo Bosque, presidente provincial de Hostelería y gerente del restaurante Lillas Pastias de Huesca, y eso se nota en los restaurantes donde los productos de la tierra son la estrella.

Y es que no hay nada mejor para amplificar sabores como este hongo, famoso en nuestra provincia desde tiempos remotos, y asequible en nuestras mesas para ocasiones que lo merecen, puesto que su empleo se reduce a pequeñas cantidades, rallada, laminada o en virutas, son suficientes para elevar su aroma y su sapidez a la máxima potencia.

Así que cualquier menú navideño de hoy en día podría contar con gallina trufada o pulardas rellenas con trufa, porque ésta marida muy bien con las carnes o elementos grasos como foie o los guisos, desvela Bosque y comenta que “hay un montón de platos que pueden incluir la trufa negra, incluso puede estar en salsas, como la perigordina o la de almendras que se puede combinar con decenas de alimentos”. En este sentido, apuesta por las verduras como el cardo con tuber melanosporum para llevar a nuestras mesas esta Navidad, pero es que recalca que es algo tan exquisito que “simplemente con un buen pan y un buen aceite es un manjar” e insiste en que “es buen acompañante y es algo excepcional”.

El presidente de la asociación de hosteleros oscense añade que no es necesario gastar mucho dinero para tener unos platos excepcionales estas fiestas porque recuerda “tendremos unos precios altos en determinados productos, como puede ser el bacalao o la anguila, por eso se puede incluir la trufa en guisos con castañas y ciruelas que son un buen acompañamiento”. 

Etiquetas