Huesca

CORONAVIRUS

"La covid en un tiempo la venceremos pero el cáncer va a seguir estando allí"

Contra el Cáncer, Alcer y Defensor del Paciente relatan cómo está afectando la sobrecarga sanitaria por el coronavirus a tratamientos y diagnósticos

La avalancha de covid y la sobrecarga que causa -asistencial pero también burocrática- quita tiempo para las demás dolencias.
La avalancha de covid y la sobrecarga que causa -asistencial pero también burocrática- quita tiempo para las demás dolencias.
Pablo Segura

Los pacientes oncológicos y los crónicos centran las preocupaciones de los sanitarios por la repercusión que la covid tiene en otras patologías. José Manuel Ramón y Cajal, presidente de la Asociación Contra el Cáncer en Huesca, señala que en comparación con 2020, este año no se han detectado retrasos en los diagnósticos, consultas y tratamientos por la covid, como sí ocurrió en 2020. “Los programas cribado, mama, colon y cervix se han seguido desarrollando con normalidad”, apunta, al igual que las consultas de Oncología y servicios como quimioterapia y radioterapia.

El 2020 “fue muy complicado, pero poco a poco se han ido recuperando los tiempos”. Pese a ello, continúa reclamando “más celeridad en el diagnóstico y tratamiento”. “Siempre habrá algún caso de retraso, pero siempre será debido a la ‘medicina de precisión’ que se requiere en el diagnóstico para un tratamiento personalizado o a la derivación de alguna prueba complementaria o tratamiento que se tiene que hacer en Zaragoza”, recuerda.

Eso sí, reconoce que “esta sexta ola está siendo muy preocupante” y que “no se sabe la repercusión que va a ocasionar en los pacientes oncológicos”.

Por ello, aboga por “estar preparados para que la repercusión de la covid no lo haga en el diagnóstico y tratamiento del cáncer”. “La covid en un tiempo la venceremos, pero el cáncer va a seguir estando allí”, afirma.

La Asociación ha superado las 407 atenciones psicológicas, 108 atenciones sociales y 20 atenciones económicas hechas en 2020 en la provincia.

Este año ha habido 1.516 diagnósticos de cáncer en la provincia, apunta Ramón y Cajal. Sanidad cifra en unos 1.400 los casos que se detectan de media al año, por lo que este 2021 habrían emergido parte de los que no se observaron el año pasado.

La pandemia se coló en todos los ámbitos, incluidas las unidades de diálisis. Incluso en pleno confinamiento y pese a la saturación en el San Jorge, salieron adelante los tratamientos, “sin alteraciones especiales”, destaca José Monzón, tesorero de la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales (Alcer). Sí percibieron un aumento considerable en las listas de espera.

En ello coincide Eric Guardamino, presidente de Alcer Huesca, que pasó la covid. Si estas personas tienen fiebre, “debemos dejar de tomarse los inmunosupresores, que nos ayudan a que el cuerpo no rechace el órgano que hemos recibido, lo que implica tener el riesgo de perder el trasplante”, atestigua Guardamino, y muchos enfermos tuvieron que regresar a la sala de diálisis.

Sanidad respondió incluyendo a estos pacientes como grupo de riesgo para acelerar su vacunación. Pero Guardamino está preocupado ya que se les ha informado de que los pacientes que reciben trasplantes de sangre comienzan a perder los anticuerpos de la vacuna a los 28 días. “El riesgo sigue estando ahí, no podemos bajar la guardia”.

Y desde la Asociación Defensor del Paciente, Ricardo Agóiz, su abogado en Aragón, relata que hay pacientes que les trasladan que “se están retrasando cirugías y pruebas diagnósticas”.

“Existe un deterioro de la asistencia sanitaria pero hay que entender que la covid está produciendo una saturación en Atención Primaria que redunda en toda la asistencia especializada”, manifiesta. Agóiz detalla que la pandemia “está agudizando” los problemas que ya existían, como los de las listas de espera, las pruebas médicas y, “sobre todo”, el de la Atención Primaria.

Aun admitiendo que “no es lo mismo una lesión de rodilla que un cáncer”, apunta que también las dolencias a primera vista menos graves pueden causar trastornos graves, como dolor o no poder trabajar. l

Etiquetas