Huesca

SOLIDARIDAD

Recogida “virtual” de casi 100.000 kilos de comida en Huesca

El Banco de Alimentos señala que la necesidad acucia “más que nunca” y que hay 5.600 altoaragoneses beneficiarios

Foto de la recogida de alimentos en noviembre, que se adaptó a lo virtual con donaciones en caja.
Foto de la recogida de alimentos en noviembre, que se adaptó a lo virtual con donaciones en caja.
Rafael Gobantes

La campaña virtual del Banco de Alimentos de Huesca realizada el mes pasado ha conseguido recoger casi 100.000 kilos de comida. La cifra se asemeja a las alcanzadas en 2019 y cae con respecto a 2020, año que la presidenta del Banco de Alimentos altoaragonés, Julia Lera, define como “una explosión de solidaridad”. A pesar de ello insiste en que la necesidad es ahora “más acuciante que nunca”, y la atención llega a más de 5.600 personas en la provincia.

“Todas las fechas son importantes para nosotros porque las personas tienen que comer todos los días”, indicó la presidenta del Banco, que tuvo que adaptar de manera virtual la recogida debido a la incertidumbre sanitaria. En vez de dar comida a los voluntarios, los colaboradores donaban la cantidad en caja. Los repartos a los beneficiarios se realizaron junto con Cáritas, Cruz Roja y Cruz Blanca, y el Banco estará abierto en Navidad ante “cualquier urgencia”.

En esta crisis sanitaria, social y económica, han sido dos sectores los más afectados. En primer lugar aquellos que padecen “pobreza crónica”, personas vulnerables, con dificultades en la inserción social y paros de larga duración, a quienes se presta ayuda asiduamente. Por otro lado, hay colectivos que se han visto gravemente damnificados por los efectos de la covid al perder su trabajo o no poder acceder a las necesidades básicas.

Lera hizo hincapié en que este último grupo “no para de crecer desde que comenzó la pandemia”: “Son personas como tú y como yo. Visten como nosotros y forman parte de nuestro día a día. Con la ayuda de las instituciones intentan cubrir sus necesidades y puede parecer que no sufren escasez, pero la realidad es que sí necesitan ayuda”.

Satisfacción

El Banco de Alimentos expresó su satisfacción por alcanzar las cifras de años pasados y mostró su agradecimiento a todos los que han participado. Tanto supermercados como voluntarios alrededor de toda la provincia, “que han recogido grandes cantidades en Benasque, Fraga, Jaca o Sariñena”, apuntó Lera.

Desde la organización benéfica sin ánimo de lucro han intentado en estas fechas elaborar una cesta de la compra “equilibrada” y añadir “un poco de alegría para los más pequeños”. Alimentos de primera necesidad, proteicos y dulces ultiman la distribución, a lo que se añade al reparto de fruta, que se completa cada 15 días. 

Etiquetas