Huesca

violencia de género

CEOS-Cepyme Huesca se suma a la campaña del Punto Violeta para ayudar a víctimas de violencia machista

La Confederación Empresarial distribuirá entre sus establecimientos adheridos pegatinas que les acreditarán como espacios seguros para estas mujeres

Pequeños comercios y empresas de la provincia de Huesca van a tender su mano a las víctimas de la violencia machista dentro de la campaña ‘Punto Violeta’ del Ministerio de Igualdad, que se va a extender a todo el territorio altoaragonés gracias a la colaboración de CEOS-Cepyme Huesca.

El establecimiento ‘Mírate’, ubicado en la plaza de Navarra de la capital oscense, ha sido el primero en sumarse a esta iniciativa con la que las mujeres que sufran violencia de género podrán acercarse a los comercios del día a día, a pie de calle, para obtener apoyos que les ayuden a superar su situación.

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, y el presidente de CEOS-Cepyme Huesca, Fernando Luna, han presentado este martes esta campaña en un acto en el que también han participado la jefa de la Unidad de VioGén de la Subdelegación, Carmen García; Salvador Cored, director general de la entidad empresarial; Carmen Fernández, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de la Provincia de Huesca (AMEPHU); Susana Lacostena, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Huesca; y Eli Terán, presidenta de la Sección de Comercio de CEOS-Cepyme.

La colaboración de CEOS-Cepyme va a permitir la incorporación de los establecimientos adheridos a la Confederación a la campaña Punto Violeta, algo que se visibilizará con las pegatinas de las que se ha hecho entrega en la sede de CEOS-Cepyme.

Este distintivo indicará que los negocios de cercanía son lugares seguros para las víctimas de violencia de género. Además, por parte de la Subdelegación, se van a poner a disposición de los comerciantes y empresarios que se sumen a la iniciativa materiales audiovisuales formativos.

Silvia Salazar ha agradecido la adhesión de Ceos-Cepyme al Punto Violeta, formalizada con la firma de un compromiso de colaboración, un gesto que ha calificado de “muy importante tanto en lo simbólico, por lo que supone su decidida implicación contra esta lacra, como en lo práctico, en la medida en que víctimas de violencia de género de toda la provincia van a contar con información para salir de esta situación en su entorno más cercano, en los negocios a pie de calle”.

“Las pegatinas del Punto Violeta van a acercar los recursos al ámbito cotidiano, pero también van a lanzar un mensaje al conjunto de la sociedad: todos y todas estamos juntos en la lucha contra la violencia machista”, ha recalcado.

Silvia Salazar ha destacado así la importancia de esta iniciativa diseñada “para hacer visible que la violencia machista nos afecta a toda la sociedad”. Los puntos Violeta, ha dicho, “van a ser espacios seguros a los que las mujeres puedan acudir en un momento en el que se sientan desprotegidas para informarse e incluso para pedir seguridad en un momento dado”.

Por su parte, Fernando Luna también ha destacado el valor de esta campaña: “Desde Ceos-Cepyme Huesca llevamos tiempo trabajando en materia de igualdad. Esta es una iniciativa que consideramos irrechazable y agradecemos a la asociación de comercio local y provincial y a las mujeres empresarias el trabajo que hacen para erradicar todo tipo de violencia”.

Punto Violeta

El Punto Violeta es un instrumento promovido por el Ministerio de Igualdad para implicar al conjunto de la sociedad en la lucha contra la violencia machista y extender, de forma masiva, la información necesaria para saber cómo actuar ante un caso de violencia contra las mujeres. Forma parte del catálogo de medidas urgentes del Plan de Mejora y Modernización impulsado por distintos ministerios del Gobierno de España en el contexto de alarma machista tras el fin del estado de alarma motivado por la pandemia.

El objetivo de la campaña es implicar a toda la sociedad en la lucha contra la violencia machista, a la vez que se acerca la información de los recursos disponibles para las víctimas a través de su entorno más cercano.

Las herramientas del Punto Violeta incluyen materiales para establecimientos, entidades, empresas y organismos públicos: carteles y adhesivos con un código QR vinculado a la Guía Punto Violeta para actuar frente a la Violencia Machista, que tienen como objetivo señalar que ese espacio es un lugar seguro para las víctimas, donde pueden recibir información y acompañamiento si lo necesitan.

Etiquetas