Huesca

seguridad ciudadana

Refuerzo policial “contundente” para Nochevieja y el 5 de enero en Huesca capital

Subdelegación dice que lo sucedido en la madrugada del pasado sábado fue algo “puntual”

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar.
La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar.
RAFAEL GOBANTES

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, ha avanzado este martes que Policía Nacional, Policía Adscrita, Policía Local y Guardia Civil incrementarán su vigilancia en Nochevieja y también en la noche de Reyes, del 5 al 6 de enero con “medios contundentes”. Los agentes velarán por la seguridad ciudadana y por el cumplimiento de las nuevas medidas de contención de la pandemia impuestas por el Gobierno de Aragón.

Salazar ha recordado que Subdelegación se reúne este miércoles con la Federación de Barrios Osca XXI para tratar los últimos acontecimientos violentos que han tenido lugar en la ciudad.

Los hechos sucedidos en la madrugada del sábado pasado fueron, ha dicho, algo “puntual”. “Con esto no le quitamos importancia a los incidentes que ha habido, pero hay que destacar que la actuación policial fue rápida y ha sido contundente”, ha asegurado.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del estado, ha comentado, “siguen trabajando porque con las nuevas medidas restrictivas impuestas desde el Gobierno de Aragón va a haber un refuerzo de la vigilancia”

La seguridad ciudadana, ha señalado, es un tema que preocupa a la ciudadanía y de cara a Nochevieja se reforzará la presencia policial en puntos calientes donde puede haber algún tipo de incidente. Se refirió así a las calles donde se concentran los bares de ocio nocturno en la capital oscense. “La zona del Tubo preocupa pero nos ocupa. Subdelegación mantiene reuniones de forma habitual con los agentes, con la Policía Nacional en este caso, y los medios que se van a poner van a ser contundentes”, afirmó. En cuanto a la preocupante situación epidemiológica que atraviesa la ciudad pidió “muchísima prudencia” a los oscenses. 

“En Nochevieja todo el mundo bebe un poquito más. Queremos ser felices porque ya llevamos un tiempo que, tal vez, lo necesitemos debido a la pandemia, pero la variante ómicron es muy contagiosa y no podemos ser imprudentes porque después lo paga el sistema sanitario”. 

Etiquetas