Huesca

Balance

Se pone fin a un año empresarial marcado por el virus y los precios de las materias primas

Desde ceos-cepyme huesca consideran “muy importantes” los trabajos realizados por los ayuntamientos del territorio

Hostelería, comercio y turismo han sido unos sectores muy afectados por las medidas sanitarias.
Hostelería, comercio y turismo han sido unos sectores muy afectados por las medidas sanitarias.
Pablo Segura

El sector empresarial de Huesca acaba de cerrar un año que, al igual que el 2020, ha estado marcado por la pandemia y sus restricciones, y también por la subida de los precios de las materias primas.

“Podemos decir que hemos tenido diferentes factores importantes a tener muy en cuenta”, reconoce José Fernando Luna, presidente de la Confederación Empresarial de la Provincia de Huesca (Ceos-Cepyme Huesca).

El primero de ellos, como no puede ser de otra manera en estos tiempos, “ha sido la pandemia”, hecho que “ha mermado muchísimo a las empresas, afectando a las formas de trabajar y a los costes laborales”. Además, y como consecuencia de este virus, otro obstáculo que las empresas se han encontrado en el camino han sido las afecciones a la movilidad de la población. “Aunque ha afectado en mayor medida a todo lo que es hostelería, turismo o comercio, han sido muchos los sectores perjudicados”, lamenta el presidente de Ceos-Cepyme.

Por su parte, los ERTE han vuelto a tener mucha presencia durante el 2021 y “han tenido en jaque a muchísimas empresas”. En este punto, Luna expresa que todo lo que está relacionado con el tema de las ayudas, la administración “ha tenido un efecto armadura, muy lento y con mucho proceso burocrático”, algo que ha dificultado el acceso a estas subvenciones y que, “aunque hayan llegado, no lo han hecho de manera suficiente ni en el tiempo adecuado”.

Las provincias pirenaicas se manifestaron en Huesca ante las restricciones a la movilidad de los ciudadanos.
Las provincias pirenaicas se manifestaron en Huesca ante las restricciones a la movilidad de los ciudadanos.
Rafael Gobantes

Otro de los problemas a los que se han enfrentado, y siguen haciéndolo, las empresas ha sido a la subida de los precios de las materias primas, “así como a la falta de chips y de piezas esenciales en muchísima maquinaria”.

Este hecho está “ralentizando y encareciendo la reparación de maquinaria y en muchos casos, la llegada de maquinaria nueva, tanto en automoción como en maquinaria industrial y agrícola”.

En cuanto al incremento del precio de la materia prima, fertilizantes o herbicidas ha generado que los costes de producción del sector agrícola y ganadero “se hayan puesto a un nivel desorbitado”.

Pese a ello, el presidente e Ceos-Cepyme reconoce que el sector agroindustrial de la provincia “ha estado muy boyante”. “Ha habido una inversión de gran cantidad y eso quiere decir que se están haciendo las cosas bien desde el punto de vista agrícola, ganadero y municipal, ya que las políticas municipales están facilitando la ubicación de empresas en los territorios. Por ello, es muy importante la labor de todos estos ayuntamientos preparando suelo industrial”, agradecía a los diferentes consistorios de la provincia.

En este sentido, Luna muestra su reconocimiento a las políticas municipales que se han llevado a cabo. “Entendemos que han hecho un esfuerzo máximo por ayudar al sector primario”, algo que “no han hecho las políticas nacionales, que se han visto ausentes”.

Ingenio y sacrificio

“El ingenio y el sacrificio de muchos empresarios han hecho que los problemas no hayan sido los mismos durante este año”, indica el presidente de Ceos-Cepyme, y es que, defiende que “la única diferencia con respecto al año 2020 es que la gente se ha adaptado y ha cogido experiencia, por lo que problemas que hubo el año pasado, esta vez no se han repetido”.

En este sentido, Luna recuerda que muchos empresarios “ante la falta de liquidez han tenido que hipotecar su patrimonio para salir adelante”.

Sin embargo, el máximo responsable de esta entidad en la provincia recuerda que en el año 2019 desde Ceos-Cepyme ya se alertó de una desaceleración económica “muy importante”. “Y después llegó la covid y todo se enmarca dentro de la pandemia, aunque estemos de acuerdo con que ha sido la puntilla, no hay que olvidar que en el 2019 las confederaciones empresariales ya hablaban de este hecho en la economía española”, dice. Por lo que esta situación “ha sido un terremoto que ha derribado todo, pero el sector empresarial venía de una época de sequía”, una situación que la política nacional “no tuvo en cuenta”. 

Etiquetas