Huesca

CORONAVIRUS

Farmacias y consumidores de Huesca piden que se regule el precio de los test

Desde el inicio de la pandemia se ha llegado a duplicar el coste de las pruebas de antígenos

Test de antígenos en una farmacia de la ciudad de Huesca.
Test de antígenos en una farmacia de la ciudad de Huesca.
Pablo Segura

Los test de antígenos, convertidos en estas fechas en bienes de primera necesidad, continúan su irrefrenable escalada de precios. La demanda no deja de crecer y algunas farmacias han tenido problemas de abastecimiento que esperan “puedan solucionarse antes de que acabe el año”, afirmaron. Junto a la Unión de Consumidores de Aragón reivindicaron una regulación gubernamental del coste de dichas pruebas sanitarias en toda la red de farmacias públicas, ya que su diagnóstico comienza a tener vigencia en el sistema informático del Salud.

“Si las políticas promueven la utilización del test de antígenos, estas pruebas deben ser asequibles a todos los ciudadanos”, sostuvo José Ángel Oliván, secretario general de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), que equipara esta controversia a las ya acontecidas en el pasado con las PCR y las mascarillas. “Igual que una PCR no puede costar 200 euros, los test no pueden llegar a ser bienes de lujo”, remarcó Oliván.

La UCA detecta que detrás del incremento de los precios y del desabastecimiento hay “especulación” y “mercantilización” por parte de los proveedores. Ángel Más, presidente del Colegio de Farmacéuticos de Huesca, advirtió que ellos “no se están llenando los bolsillos” y trasladan al punto de venta la situación del mercado.

Para atender la demanda, las farmacias tienen que acudir a multitud de proveedores, lo que supone el “engorde de los precios” porque “los importadores aprovechan para subir los precios”, señaló.

El Colegio de Farmacéuticos comprende el “malestar” de la población, ya que las diferencias en el precio con otros países europeos son superlativas. Remarcan que la variante omicron y la proximidad de las reuniones familiares ha desatado en poco tiempo la solicitud de estas pruebas, pero insisten en que “sigue habiendo oferta de test” y en ser conscientes de su importancia para evitar contagios.

“Su regulación evitaría a muchos intermediarios y sería bueno para todos. Pasadas las fiestas esperemos que vuelva a la normalidad”, afirmó Ángel Más.

La escasez y el valor

En la Farmacia Liarte, su propietario Afredo Liarte atiende la exponencial demanda que afrontan cada vez que se acercan las reuniones familiares. Los días 21 y 22 de diciembre agotaron todas sus existencias pero, desde entonces, no han dejado de tener stock.

Liarte argumentó que los compradores no tienen un perfil fijo. En la últimas semanas han acudido familias y grupos de amigos con la intención de tener reuniones “seguras”.

Desde el inicio de la pandemia, el precio de las pruebas de covid ha llegado a duplicarse, asumió Liarte, valorando que los proveedores “se aprovechan de la escasez y la creciente demanda”. 

Etiquetas