Huesca

TRADICIONES

"Huesca ya se ve, ya se ve...", los Reyes Magos llenan de ilusión la noche del 5 de enero

La Cabalgata ha recorrido la calles de Huesca con unos niños muy ilusionados al ver a Sus Majestades en persona y ha renovado sus promesas

Los Reyes Magos han saludado a todos los niños y sus familiares.
Los Reyes Magos han saludado a todos los niños y sus familiares.
Pablo Segura

La Cabalgata de los Reyes Magos ha recorrido la tarde de este miércoles las calles de Huesca desde la avenida de Monreal, donde las carrozas han tomado posiciones para el recorrido que ha transcurrido por el Coso Alto y el Coso Bajo hasta la plaza Santo Domingo. Desde ahí han puesto dirección a la plaza de toros para su discurso y la renovación de las promesas.

Los más pequeños se han mostrado "muy contentos de poder ver a Sus Majestades en persona y no en la televisión". Todos han asegurado además que "se han portado muy bien", por lo que esperan muchos regalos mañana al amanecer. La Cabalgata ha estado dedicada este año al mundo de los juguetes y han podido verse en las calles carrozas con esta temática, como una con un divertido tren de color rojo.

Al llegar a las Cuatro Esquinas y una vez recorrido ya el Coso Alto, la Cabalgata ha indo encontrando a cada vez más niños y niñas de Huesca esperando el paso de Sus Majestades en la noche más mágica del año. Entre los primeros personajes en aparecer para hacer soñar a los más pequeños se encontraban unos divertidos "zancudos", con bastones luminosos y que encarnaban diferentes juegos tan conocidos por grandes y pequeños como el cubo de Rubik o Mr. Potato, entre otros personajes.

El Rey Melchor ha sorprendido a todos los que han acudido a verle con una magnífica carroza que llevaba un oso polar como mascarón de proa. La de Gaspar no le ha ido a la zaga. El monarca ha elegido para la suya un enorme tigre, un elegante cisne y otros animales salvajes. Y toda una selva ha acompañado además al Rey Baltasar en su carroza, tirada por un enorme búfalo negro.

Y mucha expetectación, cómo no, al llegar a la plaza de toros de Huesca, donde esperaban ya los niños con sus familias preparados para el discurso de Sus Majestades. Mensaje que se ha retransmitido a través de las redes sociales del Ayuntamiento de Huesca.

Allí han contado con una simpática presentadora y los malabares con fuego y bengalas de los clown Richi y Torri, que han ido preparando a los más pequeños para la llegada de Sus Majestades. Así, los niños y niñas presentes se han podido enterar en la pantalla gigante instalada para la ocasión, junto a los mayores que les acompañan, que Melchor, Gaspar y Baltasar han dejado sus camellos en Francia para tomar el tren, el "canfranero", nada menos, rumbo la provincia para visitar las casas de todos los niños y niñas.

Han tenido que parar además para recoger las cartas de los "más tardanos" en escribirlas y también se han entrenado con una gran escala de los bomberos del parque de Huesca para alcanzar esta noche los balcones y ventanas de los pisos más altos de la ciudad. Todo ello amenizado con la música y los villancicos de María Pardo y Los Lambreños.

El primero en aparecer en la plaza de toros de Huesca ha sido el Rey Melchor, "desde tiempo inmemorial y puntual a su cita con los niños de Huesca", quien ha saltado al ruedo del coso oscense con su larga barba blanca iluminado por los focos y saludando a todos con las manos.

"Y como no podía ser de otra manera, llega a Huesca después de recorrer un largo camino" el Rey Gaspar, también seguido por el haz de luces y saludando a los presentes hasta reunirse con su compañero con en el escenario. "Y como los Reyes Magos son tres, aquí está el tercero, el más famoso", ha anunciado a continuación la megafonía de la plaza de toros de Huesca, su majestad el Rey Baltasar, quien ha llegado, ha prometido la voz en off "cargado de juguetes".

Y no ha faltado, como ya es tradición en Huesca, el "Ya vienen los Reyes Magos" de María Pardo y los Lambreños. Porque como han cantado todos los niños y niñas en la plaza, "Huesca ya se ve, ya se ve...", y para eso, han acompañado la canción con las luces de los teléfonos móviles, que han ofrecido durante la retransmisión unos hermosos planos con la catedral de Huesca de fondo y ante una emocionada María Pardo.

Como han recordado al inicio de su discurso, "los Reyes Magos vienen siempre", aunque el año pasado no pudieran verse en persona con los niños a causa del coronavirus. Han saludado en primer lugar a los niños que les estaban viendo desde casa o desde el hospital y han tenido un recuerdo para los que no han podido asistir por tener que guardar confinamiento a causa de la pandemia.

Los Reyes Magos han remarcado el buen comportamiento de los niños, con la mascarilla puesta siempre que ha sido necesario, también en el colegio. Como han señalado los monarcas, es todavía momento de "seguir colaborando" entre todos, para que "todo eso pase rápido". Y es que, como ha señalado Gaspar, "por muy oscura que sea la noche, siempre sale el sol". Han recordado también que algunos de sus pajes "están confinados" también a causa de la covid. Pero como han dicho, esta noche irán a las casas "con mascarilla" y "ventilaremos antes" de hacer las entregas.

Han recordado también, "el turrón, la trenza y los bombones" que les dejaron el año pasado en diferentes domicilios de la capital altoaragonesa, como "el barrio de Los Olivos", entre otras zonas de la ciudad. Aunque al final, han pedido solamente agua para los caballos, para no llegar de regreso a Oriente con una incómoda indigestión.

A continuación, se han renovado las promesas de cada año, en las que que los niños han prometido obedecer a sus padres y profesores, respetar a sus compañeros, comer todo lo que les pongan en el plato y compartir sus juguetes con los niños que no tienen tantos. Si así lo cumplen, señaló Melchlor, los tres, "se pondrán muy contentos". "Hasta siempre, niños y niñas de Huesca", ha sido su despedida antes de despedirse con la inconfundible música del Concierto de Año de Nuevo, la Marcha Radetzky de Strauss que toda la plaza ha acompañado con las palmas

Formato más reducido

Debido a la situación sanitaria, la Cabalgata es este año ha sido más reducida en el número de participantes pero con un recorrido 250 metros más amplio del habitual, para favorecer que el público pueda seguirla evitando aglomeraciones. Un total de 75 personas han formado parte de esta comitiva en la que no faltan la música y los grupos de animación para arropar a las carrozas de sus Majestades de Oriente.

Medidas de seguridad

La mascarilla ha sido obligatoria para los mayores de seis años y recomendable para menores de dicha edad, que debían las distancias de seguridad y que, con el fin de evitar una mayor propagación del virus, se debía permanecer en casa si se tenían síntomas de covid. Además, debido al anuncio del descenso de las temperaturas, se recomendaba acudir abrigados tanto a la Cabalgata como al espectáculo de la plaza de toros.

Para acceder al espectáculo, además de la entrada, ha sido obligatorio presentar el Certificado Covid (junto con el DNI) para mayores de doce años y estará prohibida la entrada con sillas y/o carritos

Se han dispuesto cinco puertas de acceso a la plaza de toros y cada entrada marcaba la puerta y el tendido por los que se debía entrar. Una vez dentro, cada asistente ha podido elegir su asiento pero siempre teniendo en cuenta el respeto de la distancia de seguridad entre personas no convivientes

El espectáculo de fuegos artificiales tendrá que esperar al próximo 21 de enero, día previo a San Vicente, ya que el Concejo lo ha cancelado.

Etiquetas