Huesca

DESPOBLACIÓN

La provincia de Huesca pierde 9.274 vecinos en 136 municipios desde comienzos de siglo 

En Camporrélls y Baldellou, ha supuesto que ambos pueblos se queden con la mitad de sus residentes

En Aragón, 547 municipios han perdido 40.962 vecinos.
En Huesca, 136 municipios han perdido 9.274 vecinos.
S.E.

Un total de 5.024 municipios de todas las provincias españolas han perdido habitantes desde que comenzó el siglo, 547 de Aragón, Comunidad que en 21 años ha perdido 40.962 vecinos, y son cifras que demuestran que la despoblación no es un fenómeno exclusivo de la llamada España vacía o vaciada sino algo más extendido que afecta a numerosas áreas de todo el país.

En Aragón, 547 municipios han perdido 40.962 vecinos: en Huesca, 136 y 9.274, dos de ellos, Camporrélls y Baldellou, más de la mitad de sus vecinos; en Teruel, 185 y 12.229, con tres localidades que se han dejado en estos años más del 50 % de su población; y en Zaragoza, 226 y 19.459, con 13 poblaciones que han bajado más del 50 %.

Las últimas cifras definitivas de población, las resultantes de la revisión del Padrón municipal a 1 de enero de 2021 que hace el Instituto Nacional de Estadística (las más recientes a 1 de julio son todavía provisionales) revelan que más de seis de cada 10 localidades españolas, exactamente el 61,79 %, han visto reducido su número de habitantes en los últimos 20 años.

En conjunto, en esas más de 5.000 localidades viven ahora 1.129.471 personas menos que hace dos décadas, a pesar de que, en conjunto, España ha ganado en ese periodo 6.268.265 habitantes.

Por provincias, 13 han visto reducida su población desde que arrancó el siglo, las que más Zamora (-16,62 %), Ourense (-11,43 %), Lugo (-10,47 %), Palencia (-10,27 %) y León (-9,57 %), por delante de Salamanca (-6,53 %), Asturias (-5,91 %), Cáceres (-4,78 %), Ávila (-3,33 %), Cuenca (-2,98 %), Jaén (-2,88 %), Soria (-2,81 %) y Teruel (-1,24 %).

Sin embargo, al ampliar el detalle del análisis hasta el nivel municipal se observa que la despoblación está mucho más extendida y no solo afecta a esas 13 provincias sino a cualquier territorio en mayor o menor medida.

Agrupando las provincias por comunidades autónomas, en Andalucía 418 localidades han perdido 175.700 vecinos desde 2001: en Almería 51 y 6.740 habitantes; en Cádiz, 17 y 30.492, la mayoría de la capital (-23.727 habitantes, -17,20 %); en Córdoba, 58 y 21.595; en Granada, 98 y 43.132, uno de ellos más de la mitad de su población, Arenas del Rey (-67,79 %); en Huelva, 38 y 4.005; en Jaén, 81 de sus 97 municipios han perdido 34.591 vecinos; en Málaga, 42 y 8.180; y en Sevilla, 33 y 26.965, más de dos tercios de la propia capital.

En Asturias 71 municipios.

En Baleares, una comunidad que ha visto aumentar su población en un 33,50 % en este período, tres municipios han perdido habitantes, aunque solo 173, la mayor parte en uno solo, Escorca, un pequeño municipio de la Serra de Tramuntana de 181 vecinos.

En Canarias, 22 localidades han visto reducida su población en 18.370 ciudadanos: en Las Palmas, siete y 2.913; y en Santa Cruz de Tenerife, 15 y 15.457.

En Cantabria han sido 50 municipios los que se han dejado en lo que va de siglo 30.397 habitantes, casi el 43 % en la capital (-7,02 %).

En Castilla y León, 1.928 localidades han perdido 284.927 habitantes y hay 146 de ellas que han bajado más del 50 % en solo estos 20 años: 40 en Ávila, 38 en Soria, 17 en Segovia, 16 en Burgos, 12 en Zamora, 10 en Salamanca, ocho en Palencia, tres en Valladolid y dos en León.

Esta comunidad tiene algunos de los pueblos que más población ha abandonado desde principios de siglo: Bercimuel (Segovia), el 78,72 %; Cigudosa (Soria), el 72,60 %; y Navamorales (Salamanca), el 72,19 %.

En Castilla-La Mancha, 673 localidades han visto reducida su población en 92.543 habitantes, en 69 ocasiones -29 en Cuenca y 40 en Guadalajara- por encima del 50 %, con récords negativos en la conquense Arandilla del Arroyo (-82,05 %), y la guadalajareña Angón (-80,49 %).

En Toledo está el que desde hace años es el municipio más pequeño de toda España, Illán de Vacas, con solo tres habitantes oficialmente, dos menos que en 2001.

En Cataluña, 234 ciudades y pueblos han perdido 18.619 habitantes: Barcelona, 40, casi todos pequeñas localidades -aunque la mayor de ellas, Badia del Vallès, tiene ahora 13.228 vecinos tras perder un 12 % de su población-, y 5.227; Girona, 21 y 1.857; Lleida, 112 y 7.016; y Tarragona, 61 y 4.519

En la Comunidad Valenciana, 196 municipios han bajado en 21.007 habitantes: en Alicante, 32 y 3.586; en Castellón, 71 y 6.161; y en Valencia, 93 y 11.260.

En Extremadura han sido 328 localidades las que se han dejado en estos 20 años 79.745 habitantes: Badajoz, 135 y 37.685; y Cáceres, 193 y 42.060, con cuatro pueblos que han perdido más del 50 % de su población.

En Galicia, 240 municipios han perdido 207.468 vecinos: A Coruña, 65 y 80.556; Lugo, donde solo la capital y cinco más han subido en población, 61 y 50.396; Ourense, 84 (de 92 localidades) y 50.256; y Pontevedra, 30 y 26.260, uno de ellos, Dozón, con menos de la mitad de habitantes que en 2001.

Madrid, pese a haber crecido en 1.378.818 habitantes, más de un 25 %, también tiene municipios que han perdido población, en concreto siete, aunque solo suman 76 vecinos menos, mientras 57 localidades se han al menos duplicado, la que más Arroyomolinos, que se ha multiplicado por siete.

En Murcia solo cuatro municipios han visto reducida su población en 1.139; mientras que en Navarra han sido 141 los que han perdido 9.975 habitantes, cuatro de ellos por encima del 50 %.

En País Vasco, 57 ciudades y pueblos han reducido su población en 46.834 habitantes: en Araba/Álava 16 y 1.688; en Bizkaia, 27, entre ellos Bilbao (-2,13 %), y 39.616; y en Gipuzkoa, 14 y 5.530; en tanto que en La Rioja han sido 105 municipios lo que han perdido 5.783, tres más del 50 %.

Etiquetas