Huesca

energía 

Feaccu Huesca alerta de que el mismo consumo de gas que el año pasado cuesta el triple 

Muchas comunidades de vecinos convocan reuniones extraordinarias

Contadores de una comunidad.
Contadores de una comunidad.
S.E.

Trescientos, 350, 400, incluso 600 euros. Las facturas de calefacción que están llegando estos días están dando una sorpresa muy desagradable a muchos vecinos. Con el mismo consumo o muy similar al del año pasado, el coste de la calefacción se ha multiplicado por tres y ha hecho que las primeras semanas de año “no sean una cuesta de enero, sino un precipicio”, afirma Trinidad Valdovinas, presidenta de Feaccu Huesca, la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios.

La incontenible subida del gas -el IPC del grupo de vivienda ha subido un 27,7 % anual en la provincia, la mayor en la historia, según el INE- se ha trasladado finalmente a las facturas que pagan los consumidores y en muchas comunidades proliferan los carteles convocando reuniones urgentes para encontrar una solución que no suponga un descuadre tan acusado de las cuentas familiares. En otros hogares, los vecinos se devanan los sesos para ver cómo pagan esos 200 ó 300 euros de más en una factura con el mismo consumo que el año anterior.

También existe un “temor real” entre los administradores de fincas a que este encarecimiento nunca vista en la calefacción derive en un acusado incremento de los impagos, que crearía un efecto cadena, sostiene José Luis González, vocal en Huesca del Colegio de Administradores de Fincas de Aragón. No pagar tendrá como consecuencia que “no haya dinero para la luz, el servicio de limpieza... La factura (que paga la comunidad antes que los vecinos) ya está pagada y si (los propietarios) no pagan, alguien no cobrará”., explica.

Sin olvidar el peligro y sobrecoste que supone dejar las cuentas bancarias al descubierto porque “muchos” bancos cobran una comisión de entre “el 35 y el 40 por ciento sobre el descubierto más alto. Es una barbaridad”.

“Esto aumentará los gastos no previstos y el presupuesto anual tendrá partidas que queden cortas por los impagos o descubiertos”, apunta González como opinión personal, que señala que la economía de una parte considerable de vecinos no puede asumir una factura de calefacción que se ha triplicado.

González insiste en que sus declaraciones son a título personal antes de proponer posibles “soluciones”: para las comunidades que se rigen por cuotas de participación y no tienen contadores, hacer una derrama de dos tercios de la factura (el otro tercio ya está en el presupuesto) y pagarla a partes iguales; para las que tienen contadores individuales, una derrama de dos tercios de la factura y “dejarla como fondo para poder pagar la siguiente sin que haya devoluciones”.

“Ha subido todo”, dice la presidenta de Feaccu sobre la inflación, que cerró 2021 con un 7,9 % en la provincia, la mayor subida en décadas. “Empezará con las comunidades de vecinos pero seguirá con todo y es tan desproporcionada (la subida de precios) que afectará a todos los sentidos de la vida”.

Feaccu reclama del Gobierno medidas como la congelación de impuestos para la calefacción, “igual que se hizo con la luz”, y afirma que esta subida será “una líneas roja que algunos no puedan permitirse”. Otros muchos reducirán el consumo en calefacción, añade, con el efecto en el bienestar y en la salud.

Etiquetas