Huesca

HUESCA

La subida de los materiales pone contra las cuerdas a la construcción

El sector teme verse obligado a paralizar obras por no poder afrontar los altos costes 

Vivienda en construcción en la capital altoaragonesa
Vivienda en construcción en la capital altoaragonesa
Pablo Segura

Las empresas del sector de la construcción de Huesca afrontan con “mucha inquietud” y “gran preocupación” la subida del precio de los materiales que necesitan para llevar a cabo sus proyectos. Este incremento de los costes puede paralizar obras en proceso de edificación porque las empresas no podrán hacer frente a estos gastos tan elevados, tal y como explica Manuela Pastor, gerente de la Federación de Asociaciones de la Construcción de la Provincia de Huesca (FAC).

En el contexto actual, con la inflación, la electricidad y el combustible por las nubes, Manuela Pastor detalla que en el último año el precio del cemento se ha multiplicado por dos. El del hormigón ha subido un 30 %, al igual que el del pladur. El yeso es un 45 % más caro y el asfalto un 42 %. A esto hay que añadir que la factura de la luz se ha encarecido en un 70 % y un 42 % la de los carburantes. “Son subidas que además no se sabe cuándo van a parar, por lo que las empresas están con mucha incertidumbre y con miedo a que muchas obras tengan que paralizarse”, expone.

En esta línea, pone de manifiesto que el sector confía en que se ponga una solución a corto plazo y en que el Gobierno tome una medida. Y advierte que “si los materiales siguen al alza, o la administración actualiza los precios de todos los contratos públicos y los adecua a este incremento, o va a ser imposible seguir haciendo determinadas obras”.

En cuanto a las privadas, en materia de vivienda, considera que el promotor tendrá que alcanzar algún un tipo de acuerdo con el cliente para adecuar el precio a la subida. “Cuando alguien compra un piso de nueva construcción el precio se pone dos años antes de terminar, si esto sigue subiendo habrá promotoras que no podrán seguir con las obras”, alerta. Los empresarios de la construcción pusieron sobre la mesa todas sus inquietudes por este encarecimiento de los materiales en la Asamblea General Anual de la Federación que tuvo lugar el pasado viernes, un encuentro en el que se analizó la situación del sector en el Alto Aragón y se presentó un estudio pormenorizado de su evolución.

El informe refleja la gran demanda de vivienda de obra nueva que hubo en el Alto Aragón en 2021, lo que demuestra la “fortaleza y solvencia” del sector tras la crisis sanitaria. Para el año actual se preveía también una tendencia ascendente en este sentido, pero se podrá ver afectada por el incremento del precio de los materiales de construcción.

Concretamente, el año pasado se visaron en la provincia de Huesca un total de 610 viviendas de obra nueva, un 28 % más que en 2020. La Federación considera que estos datos son un avance, aunque todavía se está lejos de las 6.000 que se visaron en 2006, antes de la crisis financiera de 2008. El estudio también recoge que la vivienda protegida continúa “desaparecida” ya que desde 2011 no se visa ninguna de este tipo en la provincia.

Asimismo, este análisis plantea que el año pasado creció la obra pública, especialmente la local, “la que viene de ayuntamientos y Diputación”. La gerente de la FAC destaca finalmente la necesidad de poner en marcha estudios de FP en Huesca enfocados al sector “porque no hay gente para trabajar en construcción”.

Etiquetas