Huesca

GUERRA EN UCRANIA

Asistencia a la Infancia pide a la DGA que agilice la escolarización

Hasta el momento se ha inscrito a 17 niños ucranianos en centros de la provincia oscense

Educación presenta hoy a los centros un nuevo protocolo para atender a los alumnos ucranianos.
Educación presenta hoy a los centros un nuevo protocolo para atender a los alumnos ucranianos.
D.A./ Rafael Gobantes

La Asociación Asistencia a la Infancia en Huesca ha pedido al Gobierno de Aragón que agilice los trámites para escolarizar a los niños y adolescentes ucranianos que han llegado a la provincia altoaragonesa huyendo de la guerra provocada por la invasión rusa.

El presidente de esta asociación en Huesca, Agustín Abadía, considera que, en la actualidad hay unos 50 o 60 refugiados menores ucranianos en la provincia que han llegado por diferentes medios. Desde el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón indicaron este miércoles que, por el momento, en la provincia de Huesca se han escolarizado 19 menores ucranianos que han abandonado su país debido al conflicto bélico. Este jueves, aseguraron, se enviará a los centros de enseñanza un protocolo en el que se detalla cómo deben actuar en materia académica y emocional con estos menores.

La Asociación Asistencia a la Infancia, dentro de su labor de apoyo humanitario, ha traído ya a Aragón a unas 90 personas a través de dos autobuses y se está preparando un tercer vehículo para recoger a más ucranianos que podrían llegar la próxima semana.

Generalmente, se trata de niños acompañados por sus familias y que cuentan con vínculos oscenses desde hace años. “Normalmente son los niños que han venido aquí de vacaciones en verano o en Navidad y para traerlos nos ponemos en contacto con la traductora que está allí para la Asistencia a la Infancia y ellos llaman, recogen y preparan los viajes de estos niños junto a sus respectivas familias, llegan a la frontera y allí los esperamos nosotros”.

Abadía: "Ellos viven con las familias de acogida o les preparamos viviendas y pisos que muchas veces ceden los ayuntamientos"

Estas personas a su llegada a Huesca permanecen con familias de acogida o en pisos u otros lugares cedidos. En este punto, Abadía dice que “ellos viven con las familias de acogida o les preparamos viviendas y pisos que muchas veces ceden los ayuntamientos”. Su primera necesidad, apunta, es la atención psicológica. “Necesitan esta atención, porque están huyendo de una guerra y vienen asustados y algunos llevan unos días malcomiendo hasta llegar a la frontera, donde ya cuentan con algo de calor humano, con comida y atención psicológica y lo mismo cuando llegan aquí”.

Así, para contribuir a su integración, la Asociación pide a la Administración que agilice los trámites para escolarizar a estos niños.

Etiquetas