Huesca

guerra en ucrania

El Hotel Montearagón de Huesca se convierte en el hogar de 50 refugiados ucranianos

La Fundación Apip Acam apoya a estas personas que han huido de la guerra en su país

Las instalciones se han acondicionado en solo tres días gracias al apoyo de voluntarios.
Las instalciones se han acondicionado en solo tres días gracias al apoyo de voluntarios.
Javier Navarro

El Hotel Montearagón de Huesca se ha convertido en el hogar de 50 refugiados ucranianos que han huido de la invasión rusa que destruye su país. Allí llegaron este martes con lo puesto tras un largo viaje en el que han dejado toda su vida atrás. La Fundación Apip Acam ha gestionado la instalación de estas personas en este hotel que se ha vuelto a llenar de vida tras permanecer dos años cerrado a causa de los efectos de la pandemia de la covid-19.

Patricia Urzola es la directora de la Fundación Apic Acam en Aragón, una de las entidades que participa en el programa de acogida de emergencia para personas de Ucrania, que gestiona a su vez el Ministerio de Inclusión Seguridad Social y Migración. Explica que la Fundación realiza todos los procesos de integración de las familias ucranianas, a las que gestiona la documentación para que consigan el permiso de residencia y trabajo. En este sentido, manifiesta que las empresas oscenses que deseen ofrecer un empleo a estos refugiados “para que se sientan más útiles” pueden contactar con la Fundación. Asimismo, a los recién llegados se les presta apoyo psicológico y se va a proceder a la escolarización inmediata de los niños y adolescentes. 

Cabe destacar que los oscenses se volcaron este pasado fin de semana para que todo estuviera listo ante la llegada de estas personas. En solo tres días se acondicionó el hotel. La Asociación Ucraniana de Residentes en Aragón (Aura) lanzó un llamamiento al que respondió un gran equipo de voluntarios que echaron una mano en labores de limpieza, jardinería y fontanería, entre otras tareas. Y aunque ayer muchos ciudadanos se acercaron hasta el hotel para hacer donaciones Patricia Urzola, que agradece esta solidaridad, destaca que hay que centralizarlas a través del Banco de Alimentos de Huesca.

Etiquetas