Huesca

INFLACIÓN

Incertidumbre en gasolineras y dudas entre consumidores sobre el efecto de la rebaja en gasolina

La rebaja de 20 céntimos por litro se extiende a todos los vehículos a partir de la medianoche del jueves al viernes

Las gasolineras aplicarán la rebaja de 20 céntimos por litro a todos los clientes a partir del viernes.
Las gasolineras aplicarán la rebaja de 20 céntimos por litro a todos los clientes a partir del viernes.
Pablo Segura

Los combustibles costarán 20 céntimos menos por litro a partir de la medianoche del jueves al viernes, una medida que no acaba de convencer ni a consumidores ni mucho menos a gasolineros. Para los primeros, ya sean transportistas profesionales o conductores particulares, la medida se queda muy corta ante unos precios que se han disparado. Para las gasolineras y estaciones de servicio, la “incertidumbre” reina porque aún no está claro cómo se les va a retribuir por este anticipo.

Antonio Gallinad, presidente de Aevecar (vendedores de combustible al por menor) en Huesca y Aragón, afirma que “hay mucha preocupación porque es mucho dinero y muchas estaciones no tienen potencia para adelantar” unos gastos que pueden ser de “120.000 euros para una pequeña empresa” en los tres meses que dura la medida.

Enfatiza que “el músculo” de estas empresas está “muy debilitado” tras la crisis covid. Además, la gran volatilidad actual de precios les ha llevado “incluso a vender a pérdidas estos días”. Y es que lejos de beneficiarse por estos altos precios -“vamos a margen y ganamos lo mismo vaya a 1 euro o a 2”-, “había días que nos costaba más comprarlo que ponerlo”, dice, y además “la gente reposta menos” a este precio.

Y todo ello con una “gran incertidumbre” porque el Gobierno aún no ha aclarado cuándo y cómo se efectuará el reembolso a un sector que en la provincia es mayoritariamente de pequeñas empresas.

"Absolutamente insuficiente" para consumidores y transportistas

Entre los beneficiados -consumidores particulares y transportistas profesionales-, la medida se agradece -“menos es nada”, señala Trinidad Valdovinos, presidenta de Feaccu- pero se apostilla que es “absolutamente insuficiente” debido a la gran subida.

El precio de “llenar el depósito casi se ha duplicado y esto va a reducir 1 euro. Es un paso, pero muy insuficiente”, añade.

Cree que lo más adecuado sería “bajar los precios” y enmarca el encarecimiento del combustible dentro de una subida del IPC “brutal” para todo tipo de productos que hay que abordar de manera general para que “el pagano no sea siempre el mismo”.

Y Luis Laporta, presidente de la Federación Empresarial de Transportes por Carretera, explica que entre la cláusula del gasoil para transportistas profesionales y una posible nueva subida de precios puede hacer que quede en nada. “Tengo mis dudas”, señala.

También indica que es difícil bajar los impuestos de hidrocarburos, cuya horquilla establece la UE, ya que España “está cerca del mínimo”. “Hay razones para quejarse”, aclara, pero insiste en que la solución es difícil.

Etiquetas