Huesca

SUCESO

Sofocado un incendio en un solar próximo a la zona de las harineras de Huesca

En el lugar se encontraban una pareja con el hijo de ella, mayor de edad, que han podido salir por su propio pie sin sufrir daños

Actuación de los bomberos.
Actuación de los bomberos.
Pablo Segura

El incendio en un descampado donde se encuentran pequeños huertos y casetas próximo al solar de las antiguas harineras, entre la calle de San Úrbez y la zona industrial del barrio de La Encarnación de Huesca, ha obligado a intervenir a los bomberos del Parque de Huesca en torno a las 14:45 horas de este viernes. Las llamas se han originado en el interior de una caseta, en un camping gas utilizado a modo de cocina, cuando una pareja y el hijo de ella, de 32 años, se encontraban comiendo en el exterior de la misma. Al descontrolarse las llamas y no poder aplacar el fuego por sus propios medios, han avisado a los bomberos y han podido abandonar el lugar por su propio pie y sin sufrir daños.

El fuego, en el que han ardido también escombros y desechos, presentaba un especial peligro ya que en la zona había también bombonas de butano que podían haber llegado a explotar. De hecho, testigos de los hechos han podido escuchar pequeñas detonaciones una vez declarado el incendio. Los ocupantes de las naves próximas han sido a su vez desalojados. Se temía además que el viento pudiera extender aún más las llamas en este solar y en las citadas naves.

Hasta el lugar se han desplazado, además de varias dotaciones de Bomberos del Parque de Huesca, agentes de la Policía Nacional y Local de Huesca, que han cortado el paso como medida de seguridad, ya que han sido numerosos los vecinos de los bloques de la calle de San Úrbez y conductores que estacionan sus vehículos junto a este descampado que se han acercado hasta la zona del siniestro. Las llamas han quedado sofocadas gracias a la rápida intervención de los efectivos del Parque de Huesca en torno a las 15:30 horas.

Los hechos han provocado una gran alarma y expectación entre los vecinos y viandantes que transitaban a esas por la zona, así como entre los pasajeros que llegaban a Huesca a la estación Intermodal o partían de la misma, ya que la gran humareda provocada por las llamas era también visible desde este punto. Muchos de ellos han captado el siniestro con sus teléfonos móviles. 

"Ha quedado todo abrasado"

Una vez extinguido el fuego, María Luisa García y su pareja, Mario Sáez, junto al hijo de ella, han podido regresar al lugar del incendio, donde han acudido además familiares y vecinos para prestarles su ayuda y comprobar cuáles de sus efectos personales podían salvar. "Estábamos comiendo fuera, apenas habíamos empezado y ha dicho mi hijo 'mamá, huele a humo'", relata María Luisa. "Y entonces ha gritado, 'uy, que está ardiendo la caseta'. Hemos empezado a echar agua y mientras más agua echábamos más fuego había. ¡Unas llamaradas! Y cada vez venían más hacia nosotros. Han venido los bomberos y lo han apagado, pero ha quedado todo abrasado", continúa la mujer. 

"Hemos tenido que salir corriendo porque había unas bombonas de butano y ahí no nos podíamos quedar", añade Mario, su pareja, que es quien vive habitualmente en este descampado.

Afortunadamente, ninguno de los tres ha sufrido ningún daño. "Solo hemos tenido un ataque de ansiedad, de ver que todo se nos iba, con el esfuerzo que nos ha costado", afirma María Luisa, mientras señala con tristeza hacia la zona que ha sido pasto de las llamas. Ya solo podemos llorar", asegura la mujer.

Etiquetas