Huesca

HUESCA

Ayuntamiento y UZ buscan recuperar la fauna y flora del Isuela y hacerlo un lugar de encuentro

El proyecto opta a financiación de la Fundación Biodiversidad y también analizará la gestión del agua

El río Isuela a su paso por la ciudad de Huesca
El río Isuela a su paso por la ciudad de Huesca
Pablo Segura

El Ayuntamiento llevará su proyecto para renaturalizar el río Isuela a su paso por Huesca a comisión a lo largo de este mes, indicó el Consistorio. Se trata de una iniciativa que persigue recuperar la fauna y flora del río y fomentar los usos asociativos, educativos y de ocio del mismo, haciendo del Isuela un lugar para “poder llevar a los niños a que conozcan su fauna y flora” y en el que haya zonas de recreo, explicó Rocío López, responsable científica del proyecto por parte de la Universidad de Zaragoza.

El proyecto presentado por el Ayuntamiento, con la Universidad de Zaragoza como socio, optará a la convocatoria de la Fundación Biodiversidad, adscrita al Ministerio para la Transición Ecológica.

Si esta petición fructifica, la iniciativa, una vez ejecutada, permitirá “aumentar la biodiversidad” del Isuela a su paso por Huesca. La Universidad se encarga de un estudio del estado ecológico del río, analizando también las acequias y la situación del agua desde Arguis hasta la ciudad, así como el estado de la flora y fauna, explicó López.

La asesora por parte de la Universidad resaltó que en España se han acometido proyectos similares en otros lugares y que “han funcionado muy bien”. Un “ejemplo a seguir” es lo que se ha hecho en Madrid con el río Manzanares, que “ha salido muy bien”.

Volviendo al proyecto para el Isuela, a este primer estudio sobre su estado actual le sucederá otro para comprobar cómo ha funcionado la acción de restauración, un proyecto que puede prolongarse durante tres años.

En estos momentos, el principal problema de la fauna del río a su paso por la ciudad oscense es que el cauce está “con cemento, canalizado”, por lo que impide que la vegetación de ribera sea la propia de su estado natural. “Un acción (del proyecto) es estudiar si se podría quitar (el cemento)”, apunta la asesora por parte de la Universidad, que recalca que es una posibilidad que “se va a estudiar”. Otro tanto ocurre con la fauna que sería propia del río.

En definitiva, se busca incrementar la vegetación de ribera “e intentar que haya más caudal para que vuelva la fauna al río”.

“Aparte del sustrato, el problema es que no se mantiene el caudal ecológico”, apuntó López. Este concepto es “relativamente nuevo” y “poco a poco, la CHE (Confederación Hidrográfica del Ebro) debe ir procurando que se establezcan, pero al Isuela todavía no le ha llegado el turno”.

Gestión "responsable" de las aguas

El planteamiento, cuyo objetivo general es “consolidar el río Isuela como eje vertebrador de la conectividad ecológica y del uso público y social en la ciudad”, también recoge el estudio de la red de acequias y su reorganización y reordenación. “Ahora no se sabe dónde va el agua”, apuntó López.

Con este proyecto también se quiere avanzar hacia una “gestión responsable” del agua, lo que conllevaría analizar todos los aprovechamientos río arriba, como Arguis o a los azudes. 

Etiquetas