Huesca

protección animal

La DPH pide que se retire el anteproyecto de la futura ley de protección animal

La Diputación presenta 12 alegaciones y reclama que la norma pueda ser debatida por agentes sociales y entidades locales

Cazadores y perros durante un batida de jabalíes en Fraga, en esta temporada.
Cazadores y perros durante un batida de jabalíes en Fraga.
S.E.

La Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha pedido este lunes la retirada del anteproyecto de Ley de protección, derechos y bienestar de los animales para que pueda ser debatida antes de su tramitación como proyecto de ley con agentes sociales, con las entidades locales y el resto de administraciones afectadas por su futura puesta en marcha.

El presidente de la DPH, Miguel Gracia, a través de un escrito ha enumerado uno docena de alegaciones desde la que ha expuesto que el anteproyecto “requiere una revisión integral de su texto al partir de unos presupuestos que a nuestro juicio son erróneos, sin una visión de la realidad administrativa española, imponiéndose cargas administrativas que supondrán un coste desmesurado para las administraciones locales, no debidamente estudiado”.

Además, el documento de la DPH contempla que se define el ‘animal urbano’ de un modo tan genérico que engloba no solo a las especies de compañía, como perros, gatos y aves que son mascotas, sino a cualquiera que vive compartiendo espacio geográfico con las personas. Sobre este amplio concepto de ‘animal urbano’, han explicado, la norma impone obligaciones de cuidados veterinarios a entidades locales “que no pueden ser sostenibles económicamente”.

Así, para evitar que por ejemplo roedores, aves o invertebrados puedan ser considerados como ‘animales urbanos’ ha propuesto la Diputación introducir la función de compañía de los animales, de manera que así queden excluidos de esa interpretación. También ha expuesto que la “ley no puede suponer incremento del gasto público” y ha recordado en este sentido que el anteproyecto impone por ejemplo la colocación de microchips a gatos esterilizados. Obliga a su vez a prestar atención veterinaria a los ‘animales urbanos’ que lo necesiten con urgencia o a que los centros de protección presten servicio 24 horas de los 365 días del año.

Perros de pastoreo, de guarda, de caza y truferos

En el documento de alegaciones se pone de manifiesto que el Anteproyecto de Ley supone una “deficiente delimitación del ámbito subjetivo de aplicación”, por lo que la Diputación reclama “mayor precisión y exclusiones expresas”. En este sentido, ya que los animales de abasto, trabajo o renta parece que quedan dentro del ámbito de protección del Anteproyecto de Ley, la DPH alega que “debería concretarse expresamente la exclusión de su aplicación no solo de los perros de pastoreo y guarda de animales sino también los perros de caza y perros truferos, en razón de sus especificidades”. Asimismo, la DPH también ha considerado que en el Anteproyecto el mastín del Pirineo y el mastín español deben quedar expresamente excluidos del régimen jurídico de los animales potencialmente peligrosos, cuando se usen como perros de pastoreo y guarda del ganado, algo que dicen “no queda claro”.

En cuanto a la cría, ya que el Anteproyecto prohíbe esta práctica con animales de compañía, salvo para personas inscritas en el registro de criadores, el ente provincial plantea que se debería permitir a quienes tengan un perro, ya sea como mascota, guardián, pastoreo, etc.

Y sobre el sacrificio de animales, algo que también prohíbe la futura norma, salvo la eutanasia “justificada bajo criterio y control veterinario”, han expresado que “sería más adecuado” permitirlo en determinadas condiciones, tal y como contempla la Ley de Protección Animal de Aragón. 

Etiquetas