Huesca

UNIVERSIDAD

La actividad biológica del suelo centra la Jornada Agroecológica del Campus de Huesca

Cerca de 90 personas, entre profesionales y estudiantes vinculados al sector agrario, participarán en este encuentro

Huertos ecológicos en el Campus de Huesca.
Huertos ecológicos en el Campus de Huesca.
Unizar

Las Jornadas Agroecológicas en el Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza nacen, según sus organizadores, "con voluntad de convertirse en una cita formativa anual". El primero de estos encuentros se celebrará este viernes, 8 de abril -con la participación de cerca de 90 personas, entre profesionales y estudiantes vinculados al sector agrario- en la Escuela Politécnica Superior de la capital oscense (carretera de Cuarte, s/n). La actividad biológica del suelo, un elemento fundamental para la producción agroecológica, centrará esta cita que contará como ponentes con investigadoras de distintas instituciones españolas especializadas en este campo. La importancia de la micorrización en la mayor parte de los cultivos, el aprovechamiento de los nutrientes naturales de la tierra, su potenciación con materia orgánica o las aportaciones de la vida microbiana que alberga centrarán las sesiones que se desarrollarán , a partir de las 9 horas, en sesiones de mañana y tarde.

El objetivo de estas jornadas anuales, explica la investigadora del Campus oscense de Unizar María Videgain, es aportar formación actualizada, a la luz de los trabajos científicos más recientes, sobre el manejo agroecológico de los cultivos. Las jornadas arrancan “de abajo arriba”, explica, abordando en primer lugar lo referente al suelo, con la pretensión de fomentar -yendo más allá de los requisitos que la normativa exige para la agricultura ecológica- buenas prácticas, que preserven esta capa fértil de la tierra, la enriquezcan y cuiden su actividad biológica.

Para ello la Escuela Politécnica Superior y su asociación de Estudiantes de Ciencias Ambientales e Ingeniería Agroalimentaria (Ecaina) , que organizan este encuentro, han sumado a él las aportaciones y colaboraciones de la Fundación Instituto de Agroecología y Sostenibilidad, la Cátedra de Agroecología Antonio Bello, el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias y el Centro de Sanidad y Certificación Vegetal del Gobierno de Aragón.

Javier García Ramos, director de la citada Escuela del Campus de Huesca, inaugurará , a las 9 horas, esta jornadas, acompañado por María Videgain y por María Jaizme-Vega, del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias.

Seguidamente la bióloga Edurne Caballero, integrante de la directiva del Centro de Estudios Rurales y Agricultura Internacional (Cerai), ofrecerá una charla de introducción a la agroecología para enmarcar el contenido de las siguientes ponencias. Le seguirá, una hora más tarde, María Jaizme, que dará un paso más en su intervención, centrada en combatir el desconocimiento que, considera, hay en relación al suelo, abordando sus características y la vida que encierra y algunos de los servicios ecológicos y productivos que aporta. 'La materia orgánica' es el título de la siguiente conferencia que impartirá, a las 12 horas, Juana Labrador, profesora de la Universidad de Extremadura , y anterior responsable de la Asociación Española de Agricultura Ecológica.

A partir de las 13 horas tendrá lugar una sesión dedicada a las aplicaciones en el ámbito agrario y forestal de la vida microbiana del suelo. En ella intervendrán las investigadoras, María Videgain, del Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza, y Marta Pérez, ambientóloga formada en la sede oscense de Unizar que trabaja actualmente en el Instituto Canario de Iniciativas Agrarias y en la empresa de Gestión y Planeamiento Territorial y Medioambiental del Gobierno de las islas. Se cerrará la mañana, a las 14 horas, con una mesa redonda con las ponentes.

Para la tarde se ha programado, a partir de las 16:00 horas un taller práctico de inóculo y micorrización vegetal.

Micorrización: más allá de la trufa

Frente a lo que suele pensarse, señala María Videgain, la micorrización -que se asocia habitualmente al cultivo de la trufa- es un fenómeno natural que se da en una amplísima mayoría de las plantas y en casi todos los cultivos. En esta simbiósis entre hongos y plantas, explica, estas obtienen una más amplia exploración del suelo obteniendo más agua y nutrientes y, tambien, protección frente a hongos patógenos. Los hongos, por su parte, se benefician de los hidratos de carbono que tienen su origen en la fotosíntesis de la planta.

Etiquetas