Huesca

OJO AVIZOR

El patrimonio cultural oscense vive un gran auge en el último lustro

Trece nuevos bienes han recibido consideración patrimonial y protección desde 2018

La Catedral es el primer Bien de Interés Cultural (BIC) de la ciudad que recibió esta consideración.
La Catedral es el primer Bien de Interés Cultural (BIC) de la ciudad que recibió esta consideración.
Rafael Gobantes/D.A.

La capital altoaragonesa cuenta con 37 bienes incluidos en el patrimonio cultural de la comunidad autónoma de Aragón. Una lista que en el último lustro se ha incrementado notablemente, pasando de los 24 que había catalogados en 2017 a los 37 actuales, de los que 25 son Bienes de Interés Cultural (BIC), los de mayor valía y, por ende, también con una mayor protección.

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha centralizado en un portal abierta al público (http://www.sipca.es/censo-cultural) los más de 2.100 bienes que conforman el patrimonio cultural aragonés. Esta página web recoge todos los bienes declarados de Interés Cultural (BIC), catalogados, inventariados y todos aquellos otros englobados en la Ley 3/1999, del Patrimonio Cultural Aragonés. Esta normativa establece que el patrimonio cultural de la comunidad autónoma está formado por todos los bienes materiales e inmateriales relacionados con la historia y la cultura de Aragón que tengan interés antropológico, antrópico, histórico, artístico, arquitectónico, mobiliario, arqueológico, paleontológico, etnológico, científico, lingüístico, documental, cinematográfico, bibliográfico o técnico.

Es en este año, del que tan solo llevamos cuatro meses y medio, durante el que más se está engrosando el listado de bienes culturales de Huesca ciudad con algún grado de protección, con cinco nuevas incorporaciones. Cuatro de estas cinco se enmarcan en la iniciativa de la DGA de reconocer la importancia cultural de los órganos de la comunidad, dándoles protección asimismo.

Fue en febrero cuando se publicó la orden por la que se declaran Bien de Interés Cultural (BIC) en su categoría de bien mueble a 52 órganos de Aragón (10 en la provincia altoaragonesa). En Huesca ciudad hay 4 órganos que han recibido esta consideración y son el de la Catedral de Jesús Nazareno, el de la iglesia de San Vicente Mártir (La Compañía), el de la Basílica de San Lorenzo y el de la Iglesia de San Pedro el Viejo.

Órgano de la Catedral de Jesús Nazareno, BIC desde este año.
Órgano de la Catedral de Jesús Nazareno, BIC desde este año.
Pablo Segura

El quinto elemento patrimonial que ha entrado en la lista este año, y también como BIC, ha sido el Ayuntamiento oscense dentro de la categoría de monumentos.

El decreto que otorga la consideración BIC al edificio consistorial destaca de él que es “un ejemplo de arquitectura civil aragonesa renacentista” y, aunque ha sufrido diversas reformas, conserva elementos “muy singulares”, como dos alfarjes, el patio y escaleras renacentistas, o el espacio barroco del Colegio de Santiago.

También cuenta con bienes muebles “muy notables” y vinculados a la actividad municipal, como pueden ser el arca insaculatoria de los oficios, el armario archivero renacentista de Berrueta o la Campana municipal “Juana Paciencia”.

La declaración del Ayuntamiento como BIC destaca su patio.
La declaración del Ayuntamiento como BIC destaca su patio.
Verónica Lacasa

En los cuatro años previos, otros ocho bienes sitos en la ciudad oscense han recibido consideración y protección por sus valores patrimoniales. Todos los años entre 2017 y el actual -a excepción del 2020, con el parón casi total por la covid-, el listado de bienes culturales de la ciudad ha aumentado.

De 2017 a 2021, las incorporaciones fueron la zona arqueológica del Círculo Católico (BIC desde el año pasado), las fachadas de los números 25, 27 y 29 de la calle San Jorge (catalogación), el inmueble del número 1 de la travesía Cortés (inventariado) y el monumento de Las Pajaritas de Ramón Acín en el Parque Miguel Servet (BIC desde 2018).

Del Seminario cabe destacar las catalogaciones como BIC del Torreón de Levante -el año pasado- y de la iglesia de la Santa Cruz -en 2019-, la catalogación de la fachada del Seminario Conciliar de la Santa Cruz en 2019 y la consideración de sus restos arqueológicos como zona de prevención arqueológica, en el mismo año que los anteriores.

Todos estos bienes se suman así a una larga lista, en la que sobresalen los 25 bienes de interés cultural (BIC) con los que cuenta la ciudad, casi todos ellos emblemáticos para el municipio y conocidos también más allá.

Listado de los BIC

Dentro de los bienes de interés cultural de la ciudad, la mayoría son monumentos, aunque también hay un sitio histórico (las sepulturas de los capitanes Fermín Galán y Ángel García Hernández en el cementerio), bienes muebles (los cuatro órganos) e incluso un bien inmaterial, el oficio religioso conocido como el Tota Pulchra.

Las tumbas de los capitanes Galán y Hernández son el único BIC de la ciudad dentro de la categoría de sitio histórico.
Las tumbas de los capitanes Galán y Hernández son el único BIC de la ciudad dentro de la categoría de sitio histórico.
Roger Navarro

Es en los monumentos donde nos encontramos con los elementos más conocidos, tanto dentro como fuera de la ciudad. Algunos de estos bienes de interés cultural tienen dicha consideración desde hace casi un siglo, como es el caso de la Catedral, cuya catalogación data de 1931, aunque el entorno -también protegido- no se delimitara hasta 2003.

A ese primera reconocimiento del patrimonio oscense se fueron sumando en décadas siguientes lugares como la iglesia de San Miguel (Las Miguelas), los claustros e iglesia de San Pedro el Viejo y los santuarios de Loreto y Nuestra Señora de Salas. Mención aparte merece el casco viejo de la ciudad, considerado Bien de Interés Cultural en su categoría de conjunto histórico en 1971, hace ya más de medio siglo.

Los restantes Bienes de Interés Cultural que atesora Huesca son el Museo Arqueológico, el Archivo Histórico Provincial, la Biblioteca Pública del Estado, el Círculo Oscense o Casino, la iglesia de Santo Domingo y San Martín, el Palacio Real, el puente de San Miguel y las Murallas.

Etiquetas