Huesca

PROYECTO

Comercio Amigo nace para luchar contra el Alzheimer

Un total de 25 establecimientos de la Asociación del Comercio de Huesca ofrecen descuentos para los socios de Alzheimer Huesca

Mercedes Lles, miembro de la asociación, ha realizado este miércoles la introducción del acto.
Mercedes Lles, miembro de la asociación, ha realizado este miércoles la introducción del acto.
P.S.

La sede oscense de Caja Rural de Aragón ha acogido ayer la presentación del proyecto Comercio Amigo que pretende dar apoyo a las personas y familias que sufren las consecuencias del Alzheimer. La Asociación de Comerciantes de Huesca y la Asociación Alzheimer Huesca se han unido en esta iniciativa que ofrece descuentos a los socios en más de 25 establecimientos de la capital.

A su vez, los comerciantes han querido sumarse de manera directa y participar con donaciones monetarias a través de la página web comercioamigo@alzheimerhuesca.es o el teléfono 630 985 633. De esta manera animan al resto de la ciudadanía a unirse y “tener un gesto de solidaridad”, ha indicado la presidenta de comerciantes oscenses, Susana Lacostena.

En la presentación, la presidenta del comercio oscense valoró que se han visto en la “obligación” de sumarse porque “en cualquier momento esta enfermedad puede golpearte”, ha apuntado.

De igual manera, Lacostena ha remarcado que es fundamental el apoyo a esta asociación para que “cuidadores, enfermeros y enfermeros sientan que estamos detrás de ellos”.

Alzheimer Huesca cuenta con un total de 25 trabajadores y más de 190 usuarios. A su vez son más de 300 socios los que la componen y prácticamente a diario ofrecen una jornada de puertas abiertas para dar a conocer los servicios que prestan.

“Siempre trabajamos en la línea de mejorar la calidad de vida del enfermo. Abrimos una vía al socio y a su entorno para que nuestros cuidadores puedan afrontar las diferentes fases de la enfermedad”, ha remarcado Alicia Sipán, presidenta de Alzheimer Huesca, que celebró la llegada de este proyecto para “dar visibilidad” y favorecer la “sociabilidad del enfermo”.

“Uniéndonos al comercio local llegamos al corazón de la ciudad, donde se encuentra el colectivo de la tercera edad, cada vez más vulnerable, que ha sufrido en gran medida las consecuencias de la pandemia”, completó Sipán.

Al encuentro asistieron representantes de la Subdelegación del Gobierno en Huesca y del consistorio oscense, que celebraron su puesta en marcha por ser un proyecto en el que “dan una atención transversal y ayudan a hacer ciudad”, ha manifestado Arturo Biarge, concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento.

Testimonios

Los asistentes tuvieron la oportunidad de escuchar a diferentes socios que forman parte de Alzheimer Huesca y protagonizaron el acto.

Mercedes Lles, enferma de alzheimer, abrió el encuentro con estas palabras: “Neuronas fugitivas y ladronas, no os guardamos rencor. Pedimos más investigación, especialmente para nuestros cuidadores, que son ángeles de la guarda”.

Juan Costas es miembro de la asociación e hijo de Pedro Costas, oscense que sufrió alzheimer. En el relato de su experiencia, Juan Costas ha contado como el fallecimiento de su madre provocó la soledad de su esposo y un pequeño accidente en casa motivó el proceso de aceleración de la enfermedad.

Pedro Costas estuvo cuatro años en el centro de Alzheimer Huesca, donde los cuidados personalizados y el trabajo manual y neurológico de los cuidadores consiguió ayudarle a sobrellevar la enfermedad. “Toda esta ayuda le sirvió para llevar una vida normal”, ha concluido.

Etiquetas