Huesca

protección al menor

Más de 100 llamadas por acoso escolar en lo que va de curso

Desde la puesta en marcha del teléfono contra el acoso en 2016 se han notificado 262 posibles casos. La Policía Nacional imparte charlas en el Campus 

Foto de una de las charlas que da la Policía Nacional a los estudiantes de Magisterio del Campus para detectar estos acosos.
Foto de una de las charlas que da la Policía Nacional a los estudiantes de Magisterio del Campus para detectar estos acosos.
S.E.

El acoso escolar sigue siendo un problema de primera índole. Según el último estudio de la Unesco, el acoso en las aulas afecta a uno de cada tres escolares. Este peligro aumenta si se trata de ciberacoso, ya que amplifica el efecto, al pasar de cometerse solo en el entorno escolar a hacerlo también en el espacio personal y privado a través de las redes sociales.

Desde la puesta en marcha del Teléfono contra el acoso escolar (900 100 456) en 2016, en Aragón se han registrado un total de 1.926 llamadas, que han dado lugar a 262 notificaciones de posible acoso escolar. Durante el curso 2020-2021, en el teléfono contra el acoso escolar se recibieron 149 llamadas, de las que se concretaron 21 notificaciones de posibles casos. En lo que llevamos de curso 2021-2022, se han recibido 107 llamadas, que han reflejado ocho notificaciones hasta el pasado 22 de abril.

“Se observa una tendencia descendente de casos desde la puesta en marcha del servicio”, manifestaron desde el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, que contempla una caída de 115 a 60, 38, 20, 21 y 8 posibles casos de acoso escolar cada curso desde su implantación. Se trata de un servicio que se presta 24 horas los 365 días del año y es atendido por profesionales de Psicología especializados en problemáticas escolares.

“Se observa una tendencia descendente de casos desde la puesta en marcha del servicio”

Aragón fue la primera comunidad que lo puso en marcha y durante el estado de alarma por la pandemia de covid, el teléfono se puso al servicio del alumnado de la comunidad ante posibles casos de problemas de convivencia en los hogares derivados del confinamiento. Así, durante la falta de asistencia presencial a los centros educativos se realizaron 16 asistencias psicológicas y 5 solicitudes de información sobre convivencia. A pesar de ello, a partir de la vuelta a la presencialidad total en febrero de 2021, “se han incrementado el número de llamadas y las demandas de intervención”, indicaron desde Educación.

Convivencia en los centros

Educación ha mejorado los protocolos y las actuaciones para favorecer la convivencia en los centros. Desde el curso 2018-2019, la Asesoría de Convivencia pasó a ser el Equipo de Orientación Educativa en Convivencia Escolar (Eoece) y se crea un Observatorio de la Convivencia, con más de 50 representantes de diferentes departamentos de la DGA, así como de otras organizaciones.

Así pues, a partir de este curso el Eoece distingue entre dos actuaciones: protocolos de los que hace el seguimiento y demandas de actuaciones propias referidas a asesoramiento legal, dificultades de convivencia en relaciones asimétricas, información, solicitud de formación y materiales, así como colaboración institucional que pueden o no estar vinculadas a un protocolo.

Además, se inició un nuevo protocolo ante posibles casos de ‘bullying’, ya que hasta entonces cada centro elaboraba los suyos. Desde entonces hay pautas comunes trabajadas entre el Departamento, centros, inspección, la asesoría de convivencia y la colaboración de Fuerzas y cuerpos de Seguridad y Fiscalía de Menores. El protocolo se activa en el mismo instante en el que hay una solicitud por parte de cualquier miembro de la comunidad educativa, garantizando una intervención rápida y eficaz.

Charlas a profesores

La Policía Nacional imparte desde la pasada semana charlas a los alumnos de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca para que puedan prevenir o detectar posibles casos de acoso escolar en el momento en el que den sus primeros pasos como profesores en Primaria. Les ayudan a adquirir pautas de reconocimiento y comportamientos en las víctimas ante una alerta de peligro sobre un posible caso.

Entre ellas está el “bullying” o acoso escolar, que consiste en hacer daño a un compañero de forma intencionada y repetida, utilizando distintas formas de agresión física o verbal. Este hecho puede darse a través de redes sociales, lo que se conoce como “ciberbullying” o ciberacoso, más dañino al realizarse desde el anonimato y pudiendo ser las 24 horas del día.

El “grooming”, un conjunto de técnicas de engaño que utiliza un adulto para ganarse la confianza de un menor con el objetivo de obtener un beneficio de carácter sexual, y el “sexting”, que consiste en enviar o publicar imágenes o vídeos de carácter sexual realizados por el propio remitente a otras personas, son algunas técnicas de acoso que se enseñan a detectar en esta serie de charlas.

La Policía Nacional aconseja a los futuros maestros oscenses que se fijen en comportamientos de las víctimas como una modificación del carácter hacia el retraimiento; la pérdida de interés por la escuela; el brusco descenso en el rendimiento escolar; el abandono de aficiones; la angustia, nerviosismo y ansiedad; la negativa a asistir al centro; la pérdida de capacidad de concentración; la pérdida de confianza en sí mismo; el aislamiento; el sentimiento de rechazo; las somatizaciones (pueden sentirse enfermos con mareos, dolores de cabeza, de estómago...); llegar tarde al recreo y regresar pronto; o preferir la compañía de los adultos durante los recreos y fuera de clase.  

Etiquetas