Huesca

SUCESO

Detenido un ocupa de San Voto con orden de entrada en prisión

Esta persona contaba con varias reclamaciones judiciales que pedían su ingreso en la cárcel

Vista de uno de los edificios de la plaza de San Félix y San Voto, ayer.
Vista de uno de los edificios de la plaza de San Félix y San Voto, ayer.
Pablo Segura

La Policía Nacional detuvo este jueves a una persona que se encontraba ocupando un inmueble de la plaza de San Félix y San Voto de la ciudad de Huesca al comprobar que contaba con varias reclamaciones judiciales de ingreso en prisión.

La detención se produjo en el marco de una operación policial puesta en marcha para llevar a cabo una retirada de custodia de unos menores. Una veintena de agentes, tanto de la Policía Adscrita de Aragón como de la Policía Nacional, se personaron en este céntrico punto de la capital oscense para llevar a cabo la intervención.

Una vez en el lugar de los hechos, al proceder a la identificación de los adultos que acompañaban a los niños se comprobó que uno de ellos estaba reclamado judicialmente para ser encarcelado por varias causas.

Este hecho incrementa todavía más la sensación de “inseguridad” e “inquietud” que afirman sentir los vecinos de la zona por la presencia de los ocupas en edificios de esta plaza. De hecho, los ciudadanos de esta parte de la capital oscense han pedido en numerosas ocasiones que se actúe en estos solares vacíos para evitar la ocupación.

Para los edificios que quedan en pie reclaman su demolición, “pero aquí nadie hace nada”, lamenta Antonio Tuda, presidente de la Asociación de Vecinos del Barrio de Santo Domingo y San Martín.

El representante vecinal explica que la parte de atrás del edificio ubicado en el número 6 de esta plaza da al colegio anexo, “y los niños desde el patio han visto a estas personas y sus actuaciones”.

Los vecinos ya llevaron a cabo una recogida de firmas el año pasado para pedir al Ayuntamiento de Huesca que tomara cartas en el asunto con el fin de se limpiasen y se cerraran estos solares.

Antonio Tuda comenta que hasta el momento no se han registrado altercados importantes. “No ha pasado nada, pero sí que hemos escuchado gritos o peleas. También se han metido con algún vecino que pasaba por allí”, explica. Todo ello, hace que se genere esta inquietud, “sobre todo entre quienes residen más cerca de esta plaza”.

El presidente de Santo Domingo y San Martín recuerda que la asociación lleva décadas reclamando “que se actúe en esas casas que están para derribo, y no hay manera de que se haga algo de una manera o de otra, bien desde el Ayuntamiento o bien obligando al propietario a que las derribe”.

A los vecinos les comunicaron, asegura, que en el pasado mes de noviembre ya estaría todo derruido, “pero sigue todo igual”. Y añade que mientras los vecinos esperaban la demolición de estos edificios “se metió gente dentro, y eso es peor, porque una vez que hay ocupación todo se complica”.

Antonio Tuda plantea que los ocupas cuentan con una orden de desalojo tras el juicio que tuvo lugar el mes pasado y que ayer se pensó que la intervención policial era por ese motivo. El presidente expresa su malestar por este tipo de situaciones y, sobre todo, por la falta de una respuesta desde las partes implicadas.

Finalmente, Antonio Tuda denuncia que a las propietarios de estos inmuebles “les están dejando hacer edificaciones en otros sitios”, algo que asegura que escapa de su entendimiento. “Creo que primero deberían ocuparse de estos derribos”, concluye.

Etiquetas