Huesca

El Parque Miguel Servet, un aula de formación de cara al empleo

La Escuela Taller de esta zona verde instruye a 12 jóvenes de 16 a 25 años

Los alumnos trabajan actualmente en la fuente del Ángel.
Los alumnos trabajan actualmente en la fuente del Ángel.
Verónica Lacasa.

El Parque Miguel Servet de Huesca se ha convertido en una gran aula de formación para la escuela taller organizada por el Ayuntamiento de Huesca y el Instituto Aragonés de Empleo (Inaem), que desarrolla su actividad en esta zona verde de la capital oscense. Doce jóvenes de entre 16 y 25 años en situación de desempleo realizan un proceso formativo “importante y además necesario en la situación actual del mercado laboral en Huesca”.

Así lo afirmó ayer el alcalde de la capital altoaragonesa, Luis Felipe, durante una visita al parque Miguel Servet, donde pudo comprobar los avances de estos aplicados jóvenes que han adquirido ya múltiples conocimientos con los que podrán optar en el futuro a un puesto de trabajo. En concreto, este taller es una iniciativa de formación que busca ofrecer opciones de empleabilidad en restauración y mantenimiento de espacios y dotar a los participantes de tres certificados de profesionalidad: actividades auxiliares en viveros, jardines y centros de jardinería; operaciones auxiliares de revestimientos continuos en construcción y operaciones auxiliares de acabados rígidos y urbanización.

Luis Felipe detalló que los alumnos reciben formación en jardinería, albañilería y mantenimiento de espacios públicos. En esta línea, destacó que gracias a estos programas de formación “se da a los jóvenes una oportunidad muy interesante de formación que les facilitará en el futuro encontrar un puesto de trabajo, ya que desarrollan un perfil que demandan las empresas”.

Asimismo, la concejala de Desarrollo, Rosa Gerbás, destacó que los alumnos han actuado en diferentes zonas del parque acometiendo actuaciones como la reparación del muro de la calle San Jorge, la automatización del riego y del suministro de la fuente de la zona del Aula Verde Berta Cáceres o la reparación de las tuberías de la fuente del Ángel. “Estas actuaciones se han convertido en una experiencia profesional muy interesante para desempeñar labores en distintos espacios y profesiones. Además, esperamos que esta sea la primera de muchas Escuelas Taller que se desarrollen en este espacio”, comentó.

José Carbonell, uno de los alumnos, se mostró “muy contento” por formar parte de este equipo de jóvenes en formación. “Estamos dichosos por poder trabajar para el Ayuntamiento de Huesca. Estamos reparando muros y lijamos y pintamos los bancos. También reponemos adoquines y ahora mismo estamos arreglando la fuente del Ángel”, indicó.

La Escuela consta de dos fases, una primera de carácter formativo (que finalizó el pasado mes de marzo) y otra en la que los alumnos tienen un contrato de trabajo para poner en práctica todo lo que han aprendido. Esta segunda fase comenzó el 1 de abril y finalizará el 30 de septiembre. El presupuesto de esta Escuela Taller es de 200.000 euros, que financia el Inaem, con una pequeña aportación del Consistorio oscense.

Etiquetas