Huesca

SANIDAD

Aragón prevé reducir un 85 % las listas de espera quirúrgica a finales de 2023

El Ejecutivo ha presentado el Plan de Abordaje al que tiene previsto destinar 30 millones de euros 

Abad y Arnal, durante la rueda de prensa sobre lista de espera.
Abad y Arnal, durante la rueda de prensa sobre lista de espera.
D.G.A.

Aragón tiene actualmente 8.339 personas en lista de espera quirúrgica durante más de seis meses y el objetivo del departamento de Sanidad es reducirlas en un 85 %, hasta las 1.700, a finales de 2023 de acuerdo con los objetivos del Plan de Abordaje que se ha presentado este lunes y al que el Ejecutivo tiene previsto destinar 30 millones de euros.

Se trata de un plan que se elaboró en noviembre del pasado año pero que no se pudo llevar a cabo por la evolución de la pandemia de covid-19, como ha recordado el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado del gerente del SALUD, José María Arnal.

"El gobierno está preocupado por la situación de las listas de espera", ha asegurado Abad, quien ha anunciado que desde el departamento no van "a escatimar ni recursos ni esfuerzos" ya sea mediante la contratación de personal, el refuerzo de jornadas y el apoyo en otros centros tanto públicos, como el Hospital General de la Defensa, como privados.

"El gobierno está preocupado por la situación de las listas de espera"

Con este protocolo el Gobierno de Aragón quiere logra una mayor eficiencia, priorizar los procesos neoplásticos, analizar el impacto de la demora sobre la enfermedad y la participación activa de los profesionales.

Evolución de listas de espera

Aunque como ha destacado Abad las listas de espera es una cuestión inherente a un sistema con unos servicios limitados, la pandemia de covid-19 a partir de marzo de 2020 generó un incremento muy llamativo que en junio de ese año alcanzaba cerca de 11.000 pacientes. Aunque en noviembre empezó a bajar es un descenso que en 2021 no se ha consolidado, pero se ha mantenido hasta los 8.339 pacientes en la actualidad.

Tampoco afecta igual a todos los servicios con Traumatología a la cabeza (42 %), en su mayoría con patología de caderas y rodillas; seguido de Cirugía General y Digestivo (17 %); Oftalmología (10 %); Cirugía Vascular (8 %), el 100 % por varices; y Neurocirugía (8 %).

Así, se pretende hacer especial hincapié en reducir la lista en cirugía de prótesis de rodilla y cadera, cataratas y patología de columna.

A 31 de diciembre tampoco habrá pacientes pendientes de intervención de cirugía oncológica con demora superior a 30 días y no se sobrepasará el tiempo de garantía en ningún proceso incluido en el decreto de garantías.

A consecuencia de la pandemia, en 2020 las intervenciones cayeron de las 95.680 de 2019 a las 72.713 (24 %) y en 2021 la actividad se revirtió un 23 %, hasta las 89.3777 operaciones programadas.

Objetivos

Por ello, se pretende incrementar el rendimiento quirúrgico hasta el 69 % en horario de mañana y el 61 % en horario de tarde de forma progresiva, incrementar la actividad programada en un 5 % este ejercicio y un 9 % en 2023 sobre la actividad de 2919, de modo que este año se superarían las 97.700 intervenciones y durante el próximo ejercicio las 104.000.

También se pretende colaborar con otros centros públicos; mejorar los instrumentos de priorización de los pacientes en listas de espera y homogeneizar los criterios de gestión y de priorización de pacientes.

Para lograrlo se ofertarán contratos de calidad a profesionales, se incidirá en la gestión de camas que aseguren la atención a pacientes postquirúrgicos, se potenciará la colaboración entre hospitales públicos, se continuará con la centralización de procedimientos de baja complejidad, se reducirán las suspensiones quirúrgicas por causas ajenas al paciente y se potenciará la Cirugía Mayor Ambulatoria.

Además se firmará un convenio con MAZ, se prorrogará el convenio con el Hospital de la Defensa y se mantendrán o ampliarán los conciertos quirúrgicos.

En este sentido se ha previsto ofertar el alquiler de suelos quirúrgicos para el uso por parte de profesionales públicos al Hospital General de la Defensa así como a las clínicas interesadas.

En el ámbito profesional se analizarán las necesidades de recursos, se consensuarán los criterios de indicación y revisarán los procedimientos internos así como de gestión; se informatizará el proceso quirúrgico mediante la implantación del programa GUHARA-Q y se realizará un seguimiento mensual de la evolución de las listas con las direcciones de los centros.

De los 30 millones previstos de inversión, 13 millones se destinarán a 2022, de ellos 6,2 al incremento de la actividad y 6,5 a conciertos con otros centros, importes que en 2023 ascenderán a 6,7 y 10,9 millones de euros, respectivamente.  

Etiquetas