Huesca

GESTIÓN HÍDRICA

La CHE prevé complicaciones en la aplicación de los caudales ecológicos

El organismo de cuenca espera que haya un tiempo de transición para encontrar las soluciones “más efectivas en cada caso”, en alusión al río Isuela

Foto tomada este martes del río Isuela a su paso por Huesca.
Foto tomada este martes del río Isuela a su paso por Huesca.
Pablo Segura

La Confederación Hidrográfica del Ebro, órgano de cuenca responsable, entre otros, del río Isuela, anticipa que la aplicación del régimen de los caudales ecológicos “será complicada en algunos ríos con muchos aprovechamientos”. La CHE se pronuncia así tras las quejas de la semana pasada de ciudadanos y Ecologistas en Acción por el nulo caudal que llevaba el Isuela a su paso por Huesca ciudad. 

La CHE apunta que con los caudales ecológicos -que aún no están en vigor, precisa- “ciertas derivaciones de agua tendrán que adaptarse, con implantación de nuevas compuertas u obras de acondicionamiento para el paso de los caudales”. La Confederación prevé un tiempo de transición “hasta que se encuentren y se aprueben las soluciones más efectivas en cada caso”.

Los caudales ecológicos están recogidos en el Plan Hidrológico del Ebro 2022-2027, pendiente del informe del Consejo Nacional del Agua. Varios expertos en la materia han expuesto la dificultad que habrá en compaginar los usos y derechos del Isuela con los caudales ecológicos debido a la escasa agua que lleva el río.

La semana pasada, el río se quedaba seco al llegar a la acequia de la Comunidad de Regantes de Arguis -poco antes del puente de San Miguel-, aunque la entidad de riego aludió a su derecho de aguas y añadió que el agua fluye por debajo del hormigón en el tramo urbano del río y que, al acabar la canalización, vuelve a brotar a la superficie. Ecologistas en Acción criticó que esta situación es “lo más frecuente” pero que en este caso se llegó a un nivel “realmente extremo”.

Mediciones hechas entonces por César González Cebollada, profesor de Hidráulica de la Escuela Politécnica, cifraron en 80 litros por segundo los que había antes de llegar a la captación de los regantes. Luego se reducía a 0 en el tramo urbano y solo aumentaba a 2 litros por segundo gracias a “una afluencia entubada”. A simple vista, la situación este martes es muy similar a la de la semana pasada, aunque sí se aprecia un mejor estado de la poca agua que hay y una menor acumulación de algas.

Etiquetas