Huesca

REGULACIÓN LABORAL

La negociación de los convenios colectivos se estanca todavía más

La ruptura del acuerdo estatal complica la situación provincial, Comercio y Hostelería, con 12.000 trabajadores, deben abordarse con este panorama

Este año deben negociarse dos de los convenios más grandes: Hostelería y Comercio, con 12.000 trabajadores.
Este año deben negociarse dos de los convenios más grandes: Hostelería y Comercio, con 12.000 trabajadores.
Pablo Segura

Patronal y sindicatos de la provincia esperaban que sus organizaciones a nivel estatal llegaran a un pacto para renovar el Acuerdo de Negociación Colectiva que sirviera de revulsivo para desatascar la negociación de convenios en la provincia. Pero no ha sido así y las reuniones para renovar los textos provinciales, infructuosas hasta ese momento, están ahora en un punto muerto con pocos visos de encontrar una salida en el corto plazo.

La altísima inflación de los últimos meses -del 6,5 por ciento en España al acabar 2021; todavía más elevada en la provincia, un 7,9- es la causa principal de este bloqueo. En lo que va de año -según datos del Ministerio de Trabajo-, solo se han firmado 7 convenios en el Alto Aragón, con una subida media del 1,99 por ciento. También en España hay una reducción notable del número de convenios y, especialmente, del número de trabajadores incluidos en ellos, respecto a años pasados.

Una de las primeras “víctimas” ha sido el convenio de Oficinas y Despachos, atorado desde las primeras reuniones y que acabó llegando hace unas semanas al Sama para intentar, sin éxito, una vía de salida.

Todo apunta a que la situación general irá a peor. El texto de Oficinas y Despachos afecta a unos 400 trabajadores, pero también deberían abrirse las negociaciones para dos de los convenios más numerosos en asalariados: Comercio General (unos 7.000) y Hostelería (otros 5.400), que suman uno de cada ocho trabajadores de la provincia.

El IPC enquista la negociación. Los sindicatos plantean subidas inferiores a la inflación (en el entorno del 3,5 por ciento para este año) pero con la condición sine qua non de una revisión salarial al acabar los convenios para ajustarla al IPC. Esta cláusula es rechazada de plano por Ceos-Cepyme. Su secretario general, Salvador Cored, argumenta que eso podría suponer “5 ó 6 puntos porcentuales”, una cuantía que las empresas “no pueden asumir porque no pueden llevar a los precios” toda la subida de la inflación.

Dice comprender las reivindicaciones salariales, pero apostilla que una misión de la patronal es “cuidar siempre de que las empresas sobrevivan para que los trabajadores puedan tener empleo”, y apunta a aplazar las negociaciones cuando el IPCbaje.

Desde la otra parte, Gerardo Montori (CCOO) señala que “los trabajadores no pueden ser los paganos de una situación que no han creado y no pueden perder poder adquisitivo”.

“Los trabajadores no pueden ser los paganos de una situación que no han creado y no pueden perder poder adquisitivo”

También consciente de los motivos de la otra parte, abre la puerta a alargar la duración de los convenios un año más para que la revisión salarial -a la que no van a renunciar, insiste- tenga mayor viabilidad.

Y Esteban Lauroba (UGT), además de advertir de posibles movilizaciones si el bloqueo persiste, califica de “vergonzosa” la postura en sectores como limpieza, que “ha hecho un negocio extraordinario con la pandemia” pero tiene un salario cercano al mínimo. l

Etiquetas