Huesca

DÍA DE LAS FUERZAS ARMADAS

La Emmoe de Jaca, referente de la formación en Montaña

Es un centro de perfeccionamiento al que han asistido miles de soldados en España

Prácticas del grupo militar de la Emmoe de Jaca en montaña.
Prácticas del grupo militar de la Emmoe de Jaca en montaña.
EMMOE

La profunda relación de Jaca con las Fuerzas Armadas presenta un singular hito el 12 de abril de 1945 con la creación de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (Emmoe), un centro de perfeccionamiento al que han asistido miles de soldados de España y de otros países, atraídos por su prestigio a nivel internacional y el rigor en la enseñanza de sus especialidades.

“Durante estos años, los lazos de hermandad y de unión entre la escuela y la población de Jaca han sido permanentes”, según su director, el coronel José Antonio Jáñez, que desde 2019 se encuentra al frente de una plantilla compuesta por 82 personas entre militares y civiles (sin contar los alumnos). Su hogar es el acuartelamiento San Bernardo.

El centro cuenta con dos enseñanzas: la de Montaña, que “es la original y la razón por la que se crea la escuela en Jaca”; y la de Operaciones Especiales. Ambas se encuentran consolidadas y encaran la recta final de las ediciones 76º y 65º de sus respectivos cursos, cuya entrega de diplomas se celebra a comienzos de julio.

“La Emmoe es un centro de perfeccionamiento. Seleccionamos a gente que ya es militar y tiene una formación importante. Y le damos formación específica en Montaña u Operaciones Especiales”, explicó el coronel, convencido de que “la escuela tiene un futuro muy prometedor por la importancia de la montaña y el frío extremo en los conflictos”. “Con su experiencia”, agrega, “la escuela tiene mucho que decir”. La exigencia de ambas enseñanzas hace que solo el 60% de los alumnos consigan el diploma (en 2021, lo lograron 58 de 94). Los cursos comienzan en septiembre y se desarrollan sobre todo en Candanchú y otros puntos de la Jacetania, aunque se extienden a otros parajes como los valles de Tena y Benasque o los Mallos de Riglos.

La escuela instruye a los alumnos para que sean capaces de vivir y moverse en las cumbres invernales. Sus especialidades abordan la construcción de refugios, el descenso fuera de pistas o la nivología, entre otras muchas materias. También se trabaja en supervivencia, primeros auxilios, explosivos, combate, disparo, paracaidismo, buceo o morse.

El prestigio de la Emmoe también responde a los logros del Grupo Militar de Alta Montaña (GMAM), que se creó en 1985. Entre sus éxitos, destaca la conquista de los 3 polos (Everest, el polo norte y el sur). Asimismo, completaron el proyecto de las 7 cimas (Everest, Aconcagua, McKinley, Kilimanjaro, Elbrus, Vinson y la pirámide de Carstensz). Sus integrantes dejaron su huella igualmente en la Patagonia (Argentina) o el parque Yosemite (EE.UU.). Sus hazañas cobraron popularidad en los años 80 y 90 con el programa ‘Al filo de lo imposible’ de TVE.

Poco antes, en 1983, nació el Equipo de Esquí del Ejército de Tierra (EEET), alguno de cuyos componentes participa en competiciones civiles a nivel internacional, habiendo conseguido trofeos en pruebas disputadas en países como EE.UU., Argentina o Alemania. 

Etiquetas