Huesca

día de las fuerzas armadas

Paula Gil Morlans: “Va a ser una manera especial de dar a conocer Huesca”

Es Teniente Médico en el 4º Tercio Alejandro Farnesio de la Legión, con base en Ronda

La oscense ha podido aunar dos de sus pasiones, Medicina y el Ejército.
La oscense ha podido aunar dos de sus pasiones, Medicina y el Ejército.
S.E.

La teniente médico oscense Paula Gil vivió este sábado un día muy especial con el Día de las Fuerzas Armadas en su ciudad natal. “Es muy especial que este año sea en Huesca. Hay un cuartel nuevo, más movimiento, y es una manera de darse a conocer. Mucha gente no conoce el trabajo que hace el Ejército, y días como este son importantes, y además Huesca tendrá mucha repercusión”. No podía perderse el día y estará en Huesca, aunque no participa en el desfile que recorre varias calles de la capital altoaragonesa.

Y su puesto como teniente médico es una manera de aunar dos de sus pasiones, la medicina y el Ejército. “Por suerte he podido hacer las dos cosas a la vez, porque dentro del Ejército hay una serie de plazas destinadas a estudiar Medicina. De esta manera he podido compaginar las dos cosas (terminó sus estudios el verano pasado) y creo que eso también me abre más puertas para el futuro”.

Desde luego que sus estudios universitarios, y sobre todo el trabajo que realiza ya como licenciada en Medicina es mucho más rico en este doble papel. “Ahora voy a aprender mucho más que si estuviera en un ambulatorio, porque el trabajo es diferente y me puede enriquecer más”.

De hecho, está preparándose para participar, todavía no sabe en qué fecha, pero a no mucho tardar, en su primera misión. “Hasta ahora primero tenía que acabar la carrera, pero ahora que ya la tengo en los próximos meses participaré en alguna misión. Me estoy preparando y me hace mucha ilusión porque también es una experiencia”.

Y su trabajo se desarrolla en la Legión, una parte del Ejército casi mítica. “Es una unidad puntera, de las que está en primera línea, y eso hace que el trabajo sea más complicado pero también más apasionante”.

La pega, entre comillas, de su ocupación es que está en la localidad malagueña de Ronda, donde tiene su base el Tercio Alejandro Farnesio. “Está en la otra punta de España con respecto a Huesca, pero entre vacaciones y puentes trato de ir todo lo que puedo, aunque mi familia también baja de vez en cuando a verme aquí”.

Aunque en su familia hay esa influencia castrense, ya que su padre es Guardia Civil, asegura que el interés por el Ejército no se lo inculcaron en casa. “En casa nunca me han empujado hacia el Ejército o la Guardia Civil, pero siempre es algo que me ha gustado, la disciplina que se puede vivir en un cuartel”.

De hecho, asegura que fue a través de su familia como se enteró de que existía esa oportunidad de compaginar los estudios de Medicina con el servicio en el Ejército, que fue lo que realmente le empujó a entrar porque atendía a sus dos grandes intereses profesionales. “Es gracioso que me enteré por ellos, pero como digo, nunca han tratado de llevarme a ese terreno”. 

Etiquetas