Huesca

COMUNICACIONES FERROVIARIAS

Huesca y Zaragoza se unen para pedir conexión con cercanías

Luis Felipe planteará a Renfe el 23 de junio una propuesta para iniciar este servicio y Azcón sostiene que vaya acompañado de un corredor económico

Jorge Azcón y Lui Felipe, este jueves en el salón de actos de Caja Rural.
Jorge Azcón y Lui Felipe, este jueves en el salón de actos de Caja Rural.
Pablo Segura

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, y el de Zaragoza, Jorge Azcón, compartieron este jueves posturas con el objetivo de poner en marcha un servicio de cercanías entre ambas ciudades impulsando así un corredor ferroviario y económico.

Ambos regidores se encontraron en la capital altoaragonesa, en la sede de Caja Rural Aragón, durante un debate organizado por la Plataforma Huesca Suena con motivo de la campaña “Por un cercanías Zaragoza-Huesca”. La sesión también contó con la intervención de Pedro Camarero, presidente de Huesca Suena, y de José Ramón López Pardo, su vicepresidente responsable de proyectos.

Luis Felipe avanzó que el próximo 23 de junio se reunirá de nuevo con el presidente de Renfe, Isaías Táboas, para plantearle “una propuesta para iniciar un proyecto de cercanías que tenga éxito”. Las cercanías de Zaragoza, detalló, son Casetas, Delicias, Portillo, Goya y Miraflores. “Solo con que hubiera un tren de cercanías que conectara en hora buena Huesca con Miraflores, iniciaríamos las cercanías con Zaragoza”, planteó el regidor oscense. En la sesión también se pusieron sobre la mesa algunas cifras, como que un solo cercanías equivale a los viajeros de 150 coches o que 15.000 personas se mueven cada día entra estas dos ciudades. Además, unos 1.400 oscenses se desplazan a diario a Zaragoza para trabajar y, en sentido contrario, son unos 1.700 los zaragozanos que acuden a Huesca para desarrollar su jornada laboral.

“Más de 100.000 personas se mueven entre Huesca y Zaragoza al mes por eje carretero en este corredor”, apuntó Luis Felipe, que apostó a su vez por un transporte eficaz en el que, con un único billete, el viajero del cercanías pueda moverse también por la capital aragonesa. Planteó que actualmente entre ambas capitales circulan once trenes diarios y defendió un principio esencial para trabajadores y estudiantes que emplearían este servicio, la puntualidad. “Los cercanías tienen que recuperar al viajero perdido, aquel que dejó de ir en tren porque no le era eficaz, y tenemos que buscar ese atractivo para que la línea de movilidad entre Huesca y Zaragoza vuelva a tener importancia”, manifestó.

También advirtió de las “limitaciones técnicas” a las que se enfrentaría el proyecto ya que, entre otros aspectos, de Huesca a Tardienta hay una única vía, lo que condicionaría la puntualidad “si te encuentras con un tren de mercancías”.

Por todo ello, se refirió a un proceso gradual. “Empecemos por poco, pero con éxito, haciendo atractivo que los cercanías cumplen una función y además producen intermodalidad”. Y se refirió a que se mantendrían conversaciones con el Consorcio de Transportes de Zaragoza “para que un vecino de Huesca se pueda mover por la capital aragonesa igual que sus residentes en otros medios de transporte”.

Por su parte, Jorge Azcón manifestó que “el corredor ferroviario tiene que asentarse sobre un corredor económico, y esa es la clave”. Consideró que “Zaragoza tiene que cambiar algunas de las políticas que está realizando en los últimos años, fundamentalmente en el suelo industrial. Plaza ha estado muy bien pero yo creo que hay que repensar si el crecimiento por la carretera de Madrid beneficia a una ciudad vecina y hermana como es Huesca”.

Y añadió que “los nuevos suelos industriales deberían desarrollar el corredor económico y social que hay entre estas dos ciudades aragonesas” ya que “un corredor económico entre Zaragoza y Huesca, entre Huesca y Zaragoza, es la mejor de las razones para que ese cercanías se convierta en realidad”.

Además, señaló que “el cambio de paradigma tiene que venir de la mano de un cambio en la ordenación del territorio que tiene que ver con los suelos industriales. Dejemos de mirar al sur en Zaragoza y empecemos a mirar al norte, con desarrollos industriales en la carretera de Huesca”. 

Etiquetas