Huesca

EDUCACIÓN SUPERIOR

Una ley que avanzará en derechos y libertades y combatirá la precariedad

El Gobierno de Aragón celebra el avance de la nueva norma de Universidades tras la Conferencia Política celebrada este jueves

La directora general de Universidades, Yolanda Sancho, ha participado en la Conferencia General de Política Universitaria.
La directora general de Universidades, Yolanda Sancho, ha participado en la Conferencia General de Política Universitaria.
D.G.A.

El Gobierno de Aragón ha celebrado este jueves el avance que supondrá la nueva ley de Universidades para combatir la precariedad en los campus y en materia de derechos y libertades.

La directora general de Universidades, Yolanda Sancho, ha participado en la reunión de la Conferencia General de Política Universitaria, en la que el Ministerio ha presentado a las Comunidades el anteproyecto de ley de Ordenación del Sistema Universitario.

Sancho ha valorado, en primer lugar, el proceso de escucha llevado a cabo por el Ministerio y la búsqueda de consenso entre los diferentes actores de la comunidad universitaria y ha agradecido el esfuerzo llevado a cabo para sacar adelante una norma que “hace frente a los retos a los que se enfrenta la Universidad y da instrumentos a la institución académica para adaptarse a los cambios sociales”.

Entre las novedades, la directora ha destacado las importantes mejoras que recoge el texto para luchar contra la precariedad que aún lastra a la universidad, fruto de crisis anteriores.

La norma limita, en este sentido, al 20% el Personal Docente e Investigador con contratos temporales y el número de horas que pueden impartir los profesores asociados, pasando de las 180 actuales a 120. Con esta medida, se persigue evitar la perversión de la auténtica naturaleza de esta figura, la de profesionales de otros ámbitos que comparten su experiencia y conocimientos profesionales con la docencia universitaria.

Otra importante medida, para el Gobierno de Aragón, es el establecimiento de una carrera académica estable. Una vez esté aprobada la ley, tras los cuatro años de la tesis y una figura postdoctoral de 6 años, el personal que haya acreditado sus méritos para las figuras permanentes que ofrecen las agencias de evaluación como la Aneca o autonómicas como la Acpua, podrá acceder a un contrato permanente.

De esta forma, se logrará asimismo rejuvenecer las plantillas. Aragón también puso en valor el avance que supone la normativa en microcredenciales, microgrados y otros programas de corta duración, para la formación a lo largo de la vida y para lograr una universidad más flexible que ayude al reciclaje profesional y permita actualizar carreras. De esta forma, la universidad se adaptará a los cambios sociales y se abrirá a todas las edades

La ley es además vanguardista, en opinión de la directora general, en materia de derechos y libertades. 

Etiquetas