Huesca

INFRAESTRUCTURAS

El puente de San Miguel recupera su esplendor y reabre al tráfico

Los trabajos de rehabilitación ya han finalizado  logrando que la estructura sea más segura  

Los coches ya han vuelto a transitar por el puente de San Miguel.
Los coches ya han vuelto a transitar por el puente de San Miguel.
S.E.

Las obras de rehabilitación del puente modernista de San Miguel ya han finalizado, por lo que el puente ya se ha abierto de nuevo al tráfico. Gracias a estos trabajos, se ha conseguido que la estructura sea más segura, siga siendo transitable y recupere su esplendor.

La empresa Imesapi S.A., adjudicataria de las obras, ha acometido trabajos como la sustitución de los refuerzos inferiores y de las chapas de acero por bandas de fibra de carbono, sin que esto afecte a la particularidad y valor arquitectónico y patrimonial de este puente.

Asimismo, se ha limpiado y saneado el hormigón, se han aplicado inhibidores de corrosión, se han reparado las fisuras, se han restaurado los elementos arquitectónicos, se han sellado y prolongado los elementos de drenaje y se ha pintado toda la estructura con una pintura de anticarbonatación.

Cuando empezaron las obras se vio que había una afección mayor de la prevista en la estructura, principalmente por fisuras en el hormigón. Eso llevó a hacer un modificado en el contrato y a paralizar las obras para poder acometer una actuación más completa. Los trabajos contaban con un presupuesto de 120.000 euros que, con el modificado, se ampliaron en 20.000 euros más.

Este puente se construyó en 1912 y fue el primer puente de hormigón armado triarticulado de toda España. Está situado en el casco urbano de la ciudad, en concreto sobre el río Isuela y en la salida de la ciudad por la carretera hacia Sabiñánigo. Cuenta la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) desde el año 2006.

Esta actuación de rehabilitación ha contado con apoyo económico estatal a través del 1,5% Cultural para la recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico.

Etiquetas