Huesca

PRECIOS de CONSUMO

Los precios suben un 10,3 % en Huesca en mayo frente al 9,3 % de Aragón

Una décima menos que en abril, principalmente por el encarecimiento de la electricidad y de los carburantes y combustibles 

Es la tasa más alta desde octubre de 2012, a consecuencia del encarecimiento de los precios de la electricidad
La principal causa del alza es el encarecimiento de la electricidad y de los carburantes y combustibles.
Efe

El índice de precios de consumo (IPC) ha subido en mayo en Aragón un 9,3 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, una décima menos que en abril, principalmente por el encarecimiento de la electricidad y de los carburantes y combustibles.

Según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios en Aragón mayo superan en seis décimas la media nacional, que se ha situado en el 8,7 %.

La inflación subyacente (excluye del cálculo alimentos no elaborados y productos energéticos) se situaba en mayo en el 4,9 % anual en Aragón, una décima por encima del dato del mes precedente.

Respecto a mayo de hace un año, los precios han subido más en Aragón en vivienda, un 20,3 %, seguida de transportes (14,7 %), alimentos y bebidas no alcohólicas (11,6 %), menaje (6,5 %), hoteles, cafés y restaurantes (5,2 %), otros (3,8 %), bebidas alcohólicas y tabaco (3,6 %), vestido y calzado (3 % ), medicina y ocio y cultura (1,8 %, respectivamente), enseñanza (1,6 %), mientras que han descendido en comunicaciones, un 0,2 %.

Por provincias, el IPC aumentó en mayo respecto al mismo mes de hace un año un 10,3 % en Huesca, un 10,1 % en Teruel y un 9 % en Zaragoza.

En variación mensual, los precios han bajado en vivienda (1,1 %), ocio y cultura (0,5 %), en medicina y hoteles, cafés y restaurantes (0,2 %, en cada caso) y en comunicaciones (0,1 %), han subido en transporte (3 %), vestido y calzado (2,5 %), alimentos y bebidas no alcohólicas (1 %), menaje (0,9 %) y otros (0,3 %) y se han mantenido en bebidas alcohólicas y tabaco y enseñanza.

En el conjunto del país, la inflación se situó en mayo en el 8,7 %, cuatro décimas por encima de la de abril, repunte en el que influyó el encarecimiento de los carburantes y de algunos alimentos frescos como los cereales, lácteos, huevos y carne.

El IPC, sin tener en cuenta las últimas variaciones de impuestos, habría registrado un aumento interanual del 9,6 % en mayo, casi un punto más que el IPC general.

Por su parte, la inflación subyacente (una vez eliminados los alimentos frescos y la energía) ha aumentado cinco décimas en mayo, hasta el 4,9 %, la tasa más elevada desde octubre de 1995.  

Etiquetas