Huesca

HOMENAJE

Francisco Lalanne: “Teníamos que enseñar que Huesca es un lugar fantástico y lo conseguimos”

El propietario de las bodegas Lalanne fue homenajeado por su trayectoria en la Cámara de Comercio y Servicios de Huesca

Lalanne, junto a Manuel Rodríguez Chesa, presidente de la entidad, durante la entrega de la placa.
Lalanne, junto a Manuel Rodríguez Chesa, presidente de la entidad, durante la entrega de la placa.
Pablo Segura

Muy emocionado y arropado por su familia. Así es como recibió Francisco Lalanne, propietario de las bodegas que llevan su nombre y miembro de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Huesca desde hace más de tres décadas, el homenaje que esta entidad le realizó el pasado lunes, donde se le hizo entrega de una placa conmemorativa y de un medallón “muy especial y que muy pocas personas tienen”, por parte de todas las Cámaras de Comercio del país.

Fue esta una manera “brillante” de poner fin a una etapa de la que se lleva “magníficos compañeros” y que “le da pena dejar atrás”.

Sin embargo, Lalanne reconoce que “hay mucha gente detrás que viene empujando y les corresponde a ellos seguir el camino que hemos trazado muchos antes”, apuntó, porque “más de 30 años luchando en la Cámara no tienen que quedar en vano”.

“Hemos mantenido la casa en pie y los que continúan dentro de la Cámara, que es lo verdaderamente importante, es un personal muy cualificado y sabrá sacarlo adelante, como de costumbre”, apuntó, confesando que, de todos estos años, se lleva “el cariño de mucha gente, muy buenos amigos y el haber aprendido mucho en toda esta etapa”.

En este sentido, para él, esta entidad “es un lugar donde todo el mundo tiene una gran preparación y lo único que hacen es tener la generosidad de enseñárselo a todo el mundo”.

Además, esto es algo que remarcó en su despedida, donde, con sus palabras, recordó a todos y cada uno de sus compañeros, desde el primer piso hasta el último, así como a personas que ya no están en la entidad. Eso sí, tuvo un recuerdo especial para el departamento Comercio Exterior, área a la que ha estado más ligado Lalanne en todo este tiempo, desde donde ha defendido “siempre” la alimentación y el turismo. “Porque creo que nuestra provincia es eminentemente turística”, pero lo que hacía falta era “enseñar al mundo y a Europa que Huesca es una provincia fantástica donde vivir”, un objetivo que, según señaló, “se ha conseguido y es de lo que se trata”.

De este modo, para Lalanne, durante este tiempo en la Cámara ha conseguido -junto a sus compañeros- que fuera de España “nos tengan mucho más respeto”, porque ha quedado claro que Huesca es “una provincia fantástica donde se puede vivir y vivir muy bien”.

Como ejemplo, resaltó su zona, la Sierra de Guara, donde “en pocos sitios se oye el silencio mejor que allí”. Además, subrayó que la gente de la provincia “es extraordinariamente buena”, una característica que hace que resulte “muy fácil vender el territorio”.

Una nueva etapa

Pese a que Lalanne ha puesto fin a su etapa en la Cámara de Comercio, aseguró que “tiene muchas actividades en marcha”. Entre ellas, las propias Bodegas Lalanne y un pequeño restaurante. Pero, antes de todo ello, señaló orgulloso que, más que todo eso, “tengo tres hijas maravillosas que son las que actualmente se hacen cargo”.

Por lo que, “la transición no es peligrosa y está consolidada y asegurada”, apuntó. Por ello, se mostró convencido de que el futuro “será fantástico”.

Con respecto a las bodegas, Lalanne dijo que “han ido mejorando”, porque cada día la competencia es más grande y se trata de que “cada vez se haga mejor vino”. En este sentido, destacó que “todo el Somontano es extraordinario y los vinos de esta zona, donde entran se quedan”. La prueba de esto es, para Lalanne, que la elaboración de los vinos en esta comarca “siempre ha ido un paso por delante al resto”.

A todo ello se le suma, además, que “se ha puesto muy de moda beber vino, pero vino bueno”. “Hasta antes de la pandemia lo que más vendíamos eran los grandes vinos, como son los crianza o gran reserva”, explicó, y la gente ha evolucionado a considerar que “el Somontano es una zona donde vale la pena vivir, beber y convivir con la gente”.

Manuel Rodríguez Chesa, presidente de la Cámara de Comercio de Huesca, resaltó que, “pese a que durante todo este tiempo ha habido momentos de todo tipo, especialmente en estos últimos años, Francisco Lalanne siempre estaba ahí”, agradeció, resaltando que el homenajeado el pasado lunes “siempre ha sido una figura predominante”.

Etiquetas