Huesca

TURISMO

Los hoteles cubren las últimas plazas para las fiestas de San Lorenzo

La ocupación roza el 80 %, mientras que los días 9 y 10 de agosto están al completo

Grupos de turistas alojados en la capital oscense en el hotel Pedro I.
Grupos de turistas alojados en la capital oscense en el hotel Pedro I.
P.S.

Aquellos visitantes que quieran vivir San Lorenzo desde dentro ya pueden darse prisa porque la ocupación de los hoteles de Huesca roza casi el completo. Las reservas para la segunda semana de agosto se encuentran entre el 70 y 80 por ciento, en gran medida debido al interés que ha suscitado el cartel de la Feria Taurina. Las fiestas han sembrado interés entre las familias y grupos de amigos de Madrid, Cataluña, Navarra y también de Francia, por lo que los directores señalan que las cifras llegarán a las alcanzadas en 2019”, un motivo de celebración después de meses complicados y conscientes de que “San Lorenzo se promociona solo”.

En el caso del Sancho Abarca, la estancia se encuentra actualmente en el 70 % para las fiestas de San Lorenzo, aunque su gerente, Roberto Pac, advierte que para los días 9 y 10 hay “lleno total”. Los almuerzos y las comidas de las fiestas poco a poco empiezan a completarse y el radio de clientela suele estar en 300 kilómetros a la redonda, aunque de vez en cuando llegan turistas de otros puntos de España, como Andalucía o Murcia.

“El pasado verano ya fue bueno y este año no ha habido necesidad de lanzar ninguna oferta”, añade Pac, lamentando que los últimos dos años han sido “muy complicados” y ha habido que hacer “juego de malabrares” para cuadrarlo todo. En este aspecto, lo que no ha mejorado ha sido el aumento de los gastos, que sigue trastocando la cuenta de resultados encareciendo los costes hasta ahora un 30 por ciento.

Un situación similar vive el Pedro I, que sufre la misma subida de precios, algo que impide recuperar la situación anterior a la pandemia, señala su director, Carlos Navarro. “Menos mal que San Lorenzo no necesita reclamo, es una fiesta consolidada y se nota que la gente tiene ganas”, celebra. Para el hotel, la ocupación en los días de San Lorenzo está, por el momento, en un 80 % y los días 9 y 10 quedan “unos pocos huecos”.

La fidelidad de los clientes es lo que más valoran en este establecimiento, ya que volverán a recibir a una peña francesa que viene habitualmente a vivir los toros por dentro. “Entre 15 y 20 franceses estarán por aquí esos días únicamente por la feria”, indica Navarro. Los números del año pasado fueron “sorprendentes”, tanto en Huesca como en la provincia, y no esperaban menos del 2022.

Aún hay tiempo

La Asociación Provincial de Turismo y Hostelería templa los nervios y asegura que “aún hay tiempo para hacer las reservas pertinentes”. Su presidente, Carmelo Bosque, afirma que, desde el Día de las Fuerzas Armadas, se han normalizado los servicios, los establecimientos cogen las llamadas y los almuerzos empiezan a completarse.

Bosque entiende que San Lorenzo son unas fechas de “gran júbilo”, para lo que la hostelería “está preparada”. Algo que tiene peor solución es la continua subida de los gastos, la luz y el gas, y la dificultad para encontrar trabajadores.

“Nuestro producto tiene un marcado carácter de estacionalidad y lo están dejando de lado. Necesitamos un sector organizado y profesionalizado, regulado y con empleados con vocación de servicio”, remarca el presidente de la Asociación.

Etiquetas