Huesca

ACCESO A LA UNIVERSIDAD

Tres mujeres logran las mejores notas de acceso a la EvAU de toda la provincia

Las estudiantes, de Huesca, Jaca y Barbastro, muy contentas con sus resultados afrontan con ilusión el inicio de su etapa universitaria en septiembre 

Leyre Andrés, Susana Otero y Alba Pardina son las tres estudiantes con las mejores notas en la EvAU
Leyre Andrés, Susana Otero y Alba Pardina son las tres estudiantes con las mejores notas en la EvAU
S.E.

Leyre Andrés, Susana Otero y Alba Pardina son las tres estudiantes con las mejores notas en la Evaluación para el Acceso a la Universidad (EvAU) de la provincia de Huesca. Notas que rozan la puntuación máxima, 13,95; 13,789 y 13,759, respectivamente y que, en el caso de Andrés, la coloca como la tercera mejor nota de Aragón.

“Estoy muy contenta”, responde esta estudiante del Colegio Santa Rosa - Altoaragón por teléfono, después del esfuerzo que ha supuesto preparar la prueba de acceso a la universidad. “Terminé yendo a la biblioteca, me ayudaba a poder concentrarme y organizarme para tener tiempo libre para descansar”, explica.

Algo en lo que coincide Otero, estudiante del IES Pirineos, de Jaca. “Me había ido muy bien en el curso. Estaba tranquila pero estudié mucho, aunque me mentalicé para poder tener tiempo para descansar”. “Fue repasar más que estudiar”, explica Pardina (IES Martínez Vargas, de Barbastro) “e intentar compaginar el estudio con entrenar a baloncesto, escuchar música o ver a mis amigos, también para no perder la tranquilidad” antes del examen.

Las tres afirman sentirse sorprendidas por las notas tan altas, pero muy contentas e ilusionadas. “No creía que fuera posible sacar tan buena nota”, exclama Andrés. Aunque sabía que le habían salido bien los exámenes, y en algún momento fantaseó con lograr “la mejor nota de Huesca”, la incertidumbre propia del después, también le hizo dudar si podría entrar en el doble grado de Ingeniería de Diseño Industrial y Desarrollo del Producto e Ingeniería Mecánica, titulación que quiere estudiar el próximo curso en la Universidad Politécnica de Madrid.

Que la elección haya sido este grado y no otro se debe a su gusto por el dibujo técnico, “siempre ha sido mi asignatura favorita. Además, quería estudiar una Ingeniería” y de la oferta disponible, esta “era la titulación que más parte de diseño tenía”, explica. Prefiere los objetos pequeños a los edificios, por eso no se ha decantado por Arquitectura, aunque su padre ejerza esa profesión y le animara de más joven.

Otero quiere cursar el grado de Estudios Ingleses en Zaragoza. “Siempre se me ha dado bien el inglés”, afirma, y aunque no se atreve a aventurar hacia dónde se proyectará profesionalmente, confiesa que le provoca “curiosidad la traducción”.

Pardina sí estudiará Arquitectura, quiere ir a la Universidad Politécnica de Cataluña (Barcelona). “Siempre me ha interesado dibujar, he estado en contacto con el arte y al ver a mis padres, ambos arquitectos, desempeñar la profesión me parecía que me podía gustar”, explica. Apunta también que más allá de la Arquitectura, le gusta el Diseño de interiores y el Urbanismo, “porque puede influir en tener una mejor calidad de vida para las personas”.

También le ilusiona trasladarse a vivir a Barcelona, “una ciudad más grande”. Algo que comparte con Andrés. “Me apetece comenzar la Universidad, trasladarme a vivir a otra ciudad y conocer gente nueva”, explica.

Pero eso será en septiembre. Por el momento, lo que les espera es “disfrutar al máximo del verano”, concluyen.

 

Etiquetas