Huesca

SUCESO

Desarticulada una banda que robaba la recaudación de 'tragaperras'

El grupo criminal es el responsable de cuatro delitos cometidos en Huesca y dos en Zaragoza

Imagen del material incautado por la Guardia Civil en Soria dentro de la Operación Popescu.
Imagen del material incautado por la Guardia Civil en Soria dentro de la Operación Popescu.
Guardia Civil

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo criminal muy activo que cometía robos con fuerza en las máquinas recreativas, conocidas como ‘tragaperras’, de 17 establecimientos de varias provincias, cuatro de ellos en Huesca y dos en Zaragoza, dónde tenía radicada la base. Dos de las personas integrantes han ingresado en prisión, según informó la Subdelegación del Gobierno en Soria, donde se produjo la desarticulación.

Con esta operación, la Guardia Civil consigue esclarecer un total de 17 robos con fuerza y uno de sustracción de vehículo en las provincias de Soria (once), Huesca (cuatro), Zaragoza (dos) y La Rioja (uno).

La investigación, llevada a cabo por componentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria, se inició el pasado mes de marzo de 2022 cuando se produjo el primer hecho delictivo investigado, en la localidad de Matalebreras (Soria).

Ese mismo día el grupo criminal actuó también en otro robo con fuerza en Cadosa y en una finca cercana, sustrayendo en esta última varias herramientas con las que cometió posteriormente los robos.

Una vez se tuvo conocimiento de los hechos delictivos cometidos y dada que esta tipología delictiva ya es conocida por los Agentes investigadores y reiterada en la provincia de Soria, se iniciaron las gestiones pertinentes para intentar reunir los indicios suficientes para determinar la posible autoría de los hechos delictivos objeto de la investigación.

Dentro del mismo mes de marzo se cometieron de nuevo varios hechos delictivos más en la provincia de Soria, por el mismo grupo criminal, nuevamente en Matalebreras y en San Pedro Manrique, añadiendo esta vez la sustracción de un vehículo con el que los autores huyeron del lugar de comisión de los hechos delictivos. 

Robos en otras provincias

Durante los meses de investigación se sucedieron nuevos robos cometidos en la provincia de Soria, a los que se pudo añadir otros, cometidos en las provincias de Zaragoza, Huesca y La Rioja.

Los agentes lograron, a principios del mes de junio, ubicar a los miembros del grupo, alojados en un hostal de carretera en la provincia de Zaragoza, por lo cual se establecieron dispositivos operativos de vigilancia discreta en torno a los objetivos.

Así, consiguieron determinar un patrón común en sus actuaciones a la hora de la presunta comisión de los hechos delictivos, mediante robos en las provincias del entorno y, tras pasar un periodo de actividad en España, regresar a su país hasta que transcurrido un tiempo volver a continuar con la actividad delictiva en España u otros países de la Unión Europea. 

Dos detenidos

La Guardia Civil organizó el pasado 21 de junio un dispositivo que permitió determinar que se habían trasladado a la provincia de Lérida y se procedió a la detención de dos varones de nacionalidad extranjera como integrantes del grupo criminal investigado y de los hechos delictivos.

Los agentes intervinieron un vehículo donde los integrantes del grupo criminal ocultaban la ropa de trabajo con la cual cometían los robos, las herramientas para el forzamiento de los establecimientos hosteleros que les permitiera acceder a los mismos y una vez en el interior para la apertura de las máquinas recreativas, varios walkie talkies para las comunicaciones entre ellos y 1.500 euros en metálico.  

El grupo criminal desarticulado era un grupo itinerante que actuaba en diferentes provincias del territorio nacional, asentándose en hoteles de diferentes provincias desde los cuales se desplazaban a las limítrofes para la comisión de los hechos delictivos.

Andrés Velarde ha detallado que “se ha detectado en el transcurso de la investigación que los objetivos investigados realizaban un trabajo previo de reconocimiento sobre los lugares en los que en días posteriores llevarían a cabo el hecho delictivo”.

“Durante ese trabajo previo realizaban contravigilancias de las patrullas en servicio al objeto de poder determinar el mejor horario para la comisión del hecho delictivo a perpetrar”, ha apuntado el teniente coronel.

Además, utilizaban walkie talkies para comunicarse entre ellos en el momento previo a los robos, y utilizaban herramientas previamente sustraídas en viviendas o casetas de campo en las proximidades con las que acometerían posteriormente los robos con fuerza. 

Etiquetas