Huesca

ECOS ¿QUIÉN SOY?

Noelia Rodríguez Torres: “Tengo pendiente componer”

“No había dado música jamás. al principio, fue trabajar en paralelo en mi formación y en mi labor como docente”

Desde pequeña, Noelia se sintió vinculada al mundo del arte. Y un autorretrato.
Desde pequeña, Noelia se sintió vinculada al mundo del arte. Y un autorretrato.
S.E.

Cuando le preguntas a Noelia Rodríguez Torres quién es, después de decirte que es de Huesca y que tiene casi 35 años, el primer rasgo que menciona es que siempre ha sido amante del arte.

Ahora sólo se dedica a la música, pero a lo largo de esos casi 35 años se ha interesado por la pintura, que le viene seguro de su madre. También por la fotografía, que descubrió estudiando el Bachillerato de Arte en la Escuela de Arte de Huesca. Y le cautivó tanto que siguió formándose en estudios superiores y terminó trabajando detrás de la cámara.

Pero lo que de verdad le apasionaba a Noelia de pequeña era bailar. Durante muchos años, la danza formó parte de su vida de manera “muy, muy profunda”. Empezó a bailar a los 4 años, “en la Casa de Andalucía, y con José Espinosa en Espacio Danza”, donde estuvo unos 20. “Yo quería ser bailarina”, dice rotunda.

Cuando ese objetivo se diluyó por el camino, fue y llegó a la música. Ya le gustaba cantar, aunque nunca pensó que se dedicaría profesionalmente a ello. Un día entró en contacto con el guitarrista Aitor Berdiel, a través de personas conocidas en común. Él la escuchó cantar y le dijo “oye, pues igual alguna vez...”. Ella empezó a acompañarles en las jam session que hacían en el Juanse por 2014 y de repente “la música fue entrando en mi vida”.

A partir de ahí, con la apertura de la Escuela de Música Moderna Mumo (2015) por Berdiel y compañía, y debido a la experiencia que tenía en el trabajo con infancia, como voluntaria en Cruz Roja y como docente, ese primer curso, cuando casi al final necesitaron una profesora, la llamaron. “Sabían que me gustaba la música y que se me daba bien, y que tenía experiencia siendo docente con grupos con niños”.

En la actualidad es profesora de Canto, de Iniciación Musical para peques y lleva un grupo de Iniciación a la guitarra. Estos años como docente en la música los resume como “alucinantes”, y extrae, sobre todo, lo enriquecedor de compartir el proceso de aprendizaje de su alumnado con el suyo propio. “Yo no había dado música jamás, y empecé a formarme en metodologías de canto. Fue trabajar en paralelo en mi propia formación y en mi labor como docente. Ha sido un regalo que la vida me haya puesto ahí”.

Noelia ha sido la voz de las galas durante los últimos años del Festival Internacional de Cine de Huesca; en la última edición, durante la entrega del Premio Luis Buñuel a Terry Gilliam, junto a la banda de la que forma parte, Noe & The Bobifaces, que son también sus compañeros docentes de la escuela. También cantó en la gala de los Premios Simón, en esta ocasión con la Big Band de Huesca. Ahí se la escuchó en lo que más le gusta, el soul y el r&b, “lo que más me toca y con lo que más me identifico”.

Se considera con suerte, por los éxitos compartidos, “trabajamos mucho y valoran nuestro trabajo”, pero como no podía ser de otra forma, hay algo ahí “que está en proceso, que no he hecho nunca y entonces me cuesta, que es componer. Decirle algo al mundo a través de la música es algo que tengo pendiente”.

Etiquetas