Huesca

crisis del coronavirus

Suben los positivos de forma "espectacular" en la provincia

Los datos reportados por DGA deberían multiplicarse por 20, según Ramón Boria, delegado de Cemsatse y médico de Los Olivos-Santo Grial

Usuarios en la puerta de acceso al centro de salud de Los Olivos.
Usuarios en la puerta de acceso al centro de salud de Los Olivos.
Rafael Gobantes

El aumento de la incidencia de coronavirus se está dejando notar con fuerza en los centros de salud de la capital oscense porque “hay muchos positivos, muchos, cada vez más. Se está registrando un aumento espectacular de casos en las últimas semanas, incluso entre el personal sanitario”.

Ramón Boria, delegado de Cemsatse y médico del Centro de Salud Los Olivos-SantoGrial, plantea esta situación y valora que los datos de contagios que facilita la DGA, centrados únicamente en pruebas realizadas a personas vulnerables, deberían de multiplicarse por 20 para conocer la incidencia real del coronavirus en la actualidad.

Y es que, los positivos que reporta el Gobierno de Aragón son una cifra incompleta ya que con el nuevo sistema de vigilancia frente al coronavirus que entró en marcha en Aragón en marzo se controlan únicamente de forma individual los contagios entre personas vulnerables y susceptibles, no de la población en general.

Cabe recordar que los positivos de coronavirus han aumentado en un 27 % en el Alto Aragón en la última semana, alcanzando los 773 casos de covid, desde el martes 28 de junio y hasta el jueves 30, mientras que la semana anterior -del 16 al 23 de junio- la cifra ascendió a los 568 contagiados.

Ramón Boria explica que en la mayor parte de los casos el paciente presenta cuadros muy leves como si fuera un catarro, con dolor de garganta, mocos y malestar.

“Es una sintomatología de un resfriado, con un poco de fiebre. El enfermo aparenta un catarro de garganta, de vías altas, dolor de cabeza, un poco de tos y sobre todo cansancio”, apunta.

Ramón Boria expone que ingresos y casos graves se ven menos, “pero positivos una barbaridad”. La mayoría de los contagiados, dice, se diagnostican ellos mismos, ya que “ahora ya no hay que hacer aislamiento ni se debe dar la baja salvo que el paciente tenga síntomas que impidan ir a trabajar, como si fuera una gripe fuerte”.

Según su experiencia, muchos contagiados “ya saben lo que tienen, lo que hay que tomar y no acuden al médico ni lo comunican, ya que tampoco tienen obligación de hacerlo. Toman las medidas que estiman oportunas y ya está”.

Ante esta situación, el doctor apoya las recomendaciones lanzada por la ministra de Sanidad, Carolina Darias, sobre el regreso al uso de la mascarilla y la inoculación de la dosis de refuerzo para aquellos que aún no la hayan recibido.

“La transmisión comunitaria ya está aquí. Todo queda en manos de la responsabilidad individual de cada uno, ya que no hay cuarentenas para los positivos”, expone. Y ante la normalización de la situación de la pandemia y la relajación de muchas personas ante el virus comenta que “en principio los cuadros son leves, pero siempre hay personas a las que la enfermedad se les va a agravar”. Ante la incidencia actual de contagiados, añade, “esto se va a complicar, es de suponer que en las próximas semanas aumente el número de ingresados en planta en hospitales”.

Según los últimos datos notificados por el Gobierno de Aragón, los centros sanitarios de la provincia de Huesca albergan a 34 enfermos covid, ninguno de ellos en la UCI. Hace una semana se registraban 32 hospitalizaciones y quince días atrás 19.

Ramón Boria añade a respecto que “aunque no haya ingresos en UCI esto es un mecanismo como el de todas olas. Primero se empieza a sobrecargar la atención primaria, y luego se irán llenando los hospitales de pacientes, ya por ser vulnerables o porque por el propio mecanismo del virus su situación se va a complicar”.

Ramón Boria no contempla que el Alto Aragón se encuentre ante una nueva ola, “es la variante ómicron con alguna subespecie. El virus ha llegado, se ha quedado con nosotros y simplemente va mutando y contagiando personas. Ahora es mucho más contagioso, pierde virulencia pero aumenta en contagiosidad”.

Finalmente, este facultativo apela una vez más a la responsabilidad individual, “aunque alguien no tenga síntomas, si es positivo debe ir con doble mascarilla, con FFP2 y si tiene sintomatología debe evitar el contacto social con otras personas y hacer un test, a disposición en las farmacias. Ante la duda hay que hacerse una prueba”.  

Etiquetas