Huesca

SANIDAD

Las farmacias notan una caída en la demanda de las mascarillas

El habito del consumidor sigue siendo el mismo que al inicio de la pandemia 

Las mascarillas quirúrgicas suelen ser las más utilizadas entre la gente.
Las mascarillas quirúrgicas suelen ser las más utilizadas entre la gente.
P.S.

En las farmacias de Huesca, la compra de mascarillas ha descendido desde el inicio de la pandemia. Aunque en las farmacias no tienen unos datos claros , desde la farmacia de Marro sí que afirman que hay un decrecimiento en el número de ventas de este articulo sanitario: “Nosotros no tenemos datos claros, pero es obvio que desde es el inicio de la pandemia hasta ahora, la situación ha cambiado. Antes, no se podían conseguir y estaban muy caras, ahora el precio es más asequible, y se puede conseguir en muchas partes”.

En la farmacia Compaire, la situación es parecida a la farmacia Marro. Ignacio Compaire señala que el descenso de ventas de mascarillas es significativo, pero, también, que ha aumentado, en los últimos días, el número de ventas debido al crecimiento en la incidencia. “Hemos notado que ahora volvemos a vender más porque la gente empieza a tener miedo y está comprando mascarillas de nuevo”. Para la farmacia Barreña el descenso es significativo y debido a la relajación en las normas. “El descenso de las mascarillas es generalizado porque antes había que llevarlas a todas horas. Eran de uso intensivo. Ahora la situación es diferente porque se utilizan en lugares puntuales en donde su uso es obligatorio”.

Relacionado con esto, Francisco Barreña afirma que ahora “se venden alrededor de una vigésima parte, incluso menos, que desde el inicio de la pandemia”.

A diferencia de Compaire, en la farmacia Barreña no han notado un aumento en la compra de mascarillas por parte de los ciudadanos oscenses: “En nuestra farmacia, no hemos notado un crecimiento en la compra de mascarillas los últimos días, pero sí que estamos viendo una mayor demanda en cuanto a los test de antígenos”. Además de esto, Barreña señala que debe haber una diferencia entre el ámbito farmacéutico y social: “Nosotros desde la atención farmacéutica y en el laboratorio seguimos teniendo los mismos criterios sanitarios que el principio de la pandemia, pero no se puede pedir lo mismo a la gente”.

Aun con el descenso en ventas, el hábito del consumidor es parecido que en el inicio de la pandemia. “La mascarilla más popular suele ser la quirúrgica, pero, al final, quién ha optado por la FFP2 desde el principio sigue llevándola, y quién ha apostado por la quirúrgica, continua con ella”. Compaire considera que el hábito tampoco ha cambiado, pero sí, la cantidad: “Antes, la gente se solía llevar paquetes de 50 mascarillas quirúrgicas y ahora con cajas de 10 suelen ir tirando. En el caso de las mascarillas FFP2, suelen llevarse unidades sueltas”. La farmacia Barreña tiene una postura parecida: “A la gente les facilitamos que se lleven mascarillas en unidades al menor precio posible. Los paquetes grandes se los suelen llevan los centros sociosanitarios”.

Como las ventas de las mascarillas, los encargos por parte de las farmacias, también han descendido. Al igual que con las ventas, no tienen datos exactos de la diferencia en el número de pedidos, pero Compaire considera que “se ha reducido en torno a una tercera parte de los pedidos que se hacían al principio de la pandemia”. Desde la farmacia Barreña, no tiene datos claros acerca del descenso de encargos, pero lo notan de forma clara: “Hemos pasado de una situación de desabastecimiento hacía un estado muy diferente.

Etiquetas