Huesca

CORONAVIRUS

La curva de ingresos por covid se dispara un 30 % en la provincia

El epidemiólogo Nacho de Blas advierte de que las hospitalizaciones en la comunidad están “en plena subida”

Nacho de Blas, epidemiólogo veterinario.
Nacho de Blas, epidemiólogo veterinario.
S. E.

El epidemiólogo veterinario Nacho de Blas, profesor Titular del Departamento de Patología Animal en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza, valora que Aragón podría haber alcanzado ya el pico de contagios de la onda actual, si bien la curva de hospitalizados por coronavirus se encuentra “en plena subida”.

En el Alto Aragón, la capital oscense mantiene a raya los casos, que van a más en el conjunto de la provincia, donde, según los últimos datos facilitados por el Gobierno de Aragón, permanecen ingresados un total de 49 enfermos covid, todos en planta, frente a los 34 de hace una semana, un 30,6 % más.

A nivel de toda la Comunidad, los hospitalizados se elevan a 328 (con tres en la UCI), un 21% más que siete días atrás.

Nacho de Blas plantea que habrá que ver qué ocurre tras las fiestas de San Lorenzo, quizá un “pequeño repunte” pero, por el momento, la situación parece estar relativamente bajo control. “Todavía estamos en plena subida de nuevos ingresos, además en niveles altos, y no tiene pinta de parar de momento. El total de pacientes covid también sigue subiendo y hasta la próxima semana no veremos que esto se empieza a frenar. De momento va a buen ritmo”, recalca.

Variante predominante

En cuanto a los positivos, la provincia de Huesca registró en la última semana de datos disponibles un total de 825 casos, ante los 773 de la semana anterior. El experto señala que, por el momento, “ya se ha cerrado” el pico de contagios marcado por la primera onda derivada de los movimientos de vacaciones o de los viajes de fin de curso. “Habrá que ver qué pasa tras la segunda quincena de julio, con los nuevos movimientos de población y la movilidad derivada de las vacaciones”, dice.

La pandemia, expone, puede dar un giro si hay un cambio de la variante predominante, ya que “cada vez las cepas se van dando relevo con mayor rapidez y hay que tener en cuenta que las ómicron aportan menor inmunidad que las anteriores”.

Y dado que los datos de contagios que facilita la DGA se centran únicamente en pruebas realizadas a personas vulnerables, Nacho de Blas valora que las cifras deberían de multiplicarse por cinco para que se acercaran a la incidencia de casos real. “Lo que estamos viendo solamente es la quinta parte. Sin ser lo de las pasadas navidades, a lo que es imposible llegar porque se contabilizaron los autotest y subió mucho la curva, entre tres y cinco veces más podrían ser los positivos reales que hay ahora”, detalla.

Ante las medidas de prevención y la recomendación del Ministerio de Sanidad de utilizar la mascarilla en interiores plantea que “el problema es que dicen una cosa pero hacen otra”.

Se refiere a la importancia de cortar la transmisión por el aire con el uso de tapabocas ajustados y “mejor sin son FFP2”.

“En el caso de interiores es la medida que tenemos, a no ser que hubiesen invertido en sistemas de ventilación adecuados y renovación del aire a través de filtros hepa”, comenta.

El epidemiólogo también considera que hay que seguir siendo prudentes para no darle “oportunidad al virus de que se vaya multiplicado porque cuanta más incidencia se registra más posibilidades hay de que haya una mutación que haga que la covid sea más agresiva o más transmisible”.

De cara al otoño, avisa de que habrá un nuevo repunte de casos “porque las inmunidades cada vez son más cortas. Los coronavirus siempre han ido evolucionando de forma que hubiera reinfección, lo que es más o menos habitual en ellos”.

La variante ómicron que circula actualmente, apunta, causa menor protección y sus anticuerpos son menos efectivos ante las nuevas cepas. “Hay más riesgo de reinfección porque duran menos los anticuerpos que se generan”, expone Nacho de Blas, que cree que si no se toman medidas en tres o cuatro meses “se abrirá la ventana a que la inmunidad de una gran parte de la población se haya reducido y podríamos tener un nuevo repunte que coincidiría además con la vuelta a la actividad laboral y los colegios”. 

Etiquetas