Huesca

San Lorenzo 2022

A los feriantes, la ilusión les sobra para empezar las fiestas

Desde el sector esperan que este San Lorenzo sea un gran año. Debido a la inflación, no se descarta que haya aumentos en los precios

Sada afirma que tiene más visitantes, pero que la alegría “en el gasto” no termina de arrancar.
Sada afirma que tiene más visitantes, pero que la alegría “en el gasto” no termina de arrancar.
Pablo Segura

Queda muy poco para que el sonido, las luces y la alegría que desprenden las ferias se pueda volver a disfrutar en San Lorenzo. Iván Sada, feriante, tiene buenas expectativas para este año: “De momento, los proyectos que hemos hecho tanto fuera como en Aragón han ido bien. San Lorenzo es una de las fiestas más importantes que tenemos, y esperamos que sea muy buena”.

Sada es la tercera generación de feriantes y lleva trabajando en este sector desde hace 24 años. Actualmente, tiene cuatro atracciones infantiles, aunque solo dos de forma activa porque con el aumento de contagios en las últimas semanas “hemos empezado a ver las orejas al lobo”.

Desde su experiencia, afirma que el sector está atravesando una situación complicada, ya que, además de los problemas económicos de la pandemia, estos dos años han estado luchando contra la diputación y gobierno de Aragón, para recibir unas ayudas, que no han obtenido.

De acuerdo con Sada, el probema del sector es que se encuentra en tierra de nadie: “No somos parque de atracciones, hay gente que nos cataloga como cultura, otros como itinerante. Tenemos una naturaleza ambigua, pero nos dedicamos a la industria de la feria”. Aun con esto, desde el sector se respira bastante ilusión: “La gente tiene muchas ganas porque hace dos años que no se hace San Lorenzo”. “Además, una de las cosas buenas de la profesión es que te contagias del sentido de la feria”.

Aunque, Sada no descarta que algunos feriantes aumenten el precio de sus entradas, debido al aumento en la inflación: “Desde mi negocio, puedo decir que no porque no es el momento, pero cada uno es libre. Puede que haya algún aumento, pero creo que se rondarán tarifas de 2019”.

A pesar de que nada tiene que ver la situación actual con la de estos últimos dos años, Bada confiesa que todavía no está trabajando a niveles prepandémicos: “La gente ha salido de una pandemia, está entrando en otra crisis y ya no se gasta como antes. Se vuelca más, hay más gente alrededor de la feria, pero el gasto no es el mismo”.

“Estamos trabajando bien, no nos podemos quejar, ya que venimos de estar parados y cualquier cosa es buena, pero la sensación es que, aunque la pandemia está acabando, no terminamos de arrancar”.

Etiquetas