Huesca

PATRIMONIO

Licitan de nuevo la redacción del plan director de la Catedral de Huesca

El pliego mantiene el importe de 81.000 euros más IVA, pero los requisitos de solvencia se ajustan a las irregularidades en el mercado laboral

La Catedral es el primer Bien de Interés Cultural (BIC) de la ciudad que recibió esta consideración.
La de Huesca es una de las pocas catedrales que no cuentan con Plan Director redactado.
Rafael Gobantes/D.A.

El Plan Director de la Santa Iglesia-Catedral de Jesús Nazareno en Huesca, declarada como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Monumento, permanece en ‘standby’.

El Ministerio de Cultura y Deporte ha vuelto a licitar la redacción de este documento después de que quedara desierto el primer intento. El concurso, por 98.000 euros (IVA incluido), se sacó inicialmente con fecha de 14 de diciembre de 2021, cuando se publicó convocatoria para contratar por procedimiento abierto la redacción de este Plan Director, a la que concurrieron tres licitadores. Pero fue declarada desierta al no superar ninguno de ellos, en la valoración de su oferta técnica, el umbral mínimo de puntuación exigido.

Actualmente, la elaboración de este texto sale ahora a licitación por el mismo importe que el anterior concurso, 81.000 euros más el IVA vigente (98.010 euros) y las empresas podrán darle forma durante un periodo de 12 meses.

La de Huesca es una de las pocas catedrales que no cuentan con Plan Director redactado, por lo que el Ministerio considera “imprescindible” proceder a su elaboración. Así que, a efectos de publicar nueva convocatoria para redactar el plan con el mismo objeto contractual se han revisado, además, los requisitos de solvencia técnica y económica para ajustarlos a las condiciones y situación del mercado laboral, “teniendo en cuenta las irregularidades producidas en los últimos años dos años por la pandemia del covid-19, a fin de no limitar la concurrencia”.

Tal y como reza el pliego de la licitación, el Plan Director es un documento técnico que ha de servir “para compilar y mejorar los datos de toda índole necesarios para un mejor conocimiento del bien en su mayor amplitud, incluyendo el patrimonio inmueble, mueble e inmaterial”. Como consecuencia de ese conocimiento, el documento deberá aportar una diagnosis de su estado y propuestas de acciones necesarias para su protección, conservación, restauración, documentación, investigación, difusión, accesibilidad y desarrollo sostenible en el tiempo.

Herramienta guía

El Plan Director de la Catedral de Huesca está llamado a ser la herramienta guía para todas las acciones futuras en el monumento estudiado, sin tener una vinculación o relación de inmediatez con ninguna de ellas. Concretamente, la redacción del Plan se contempla como un estudio interdisciplinar que permita conocer en profundidad la realidad del inmueble.

Además, el Plan Director debe racionalizar las intervenciones e inversiones aplicadas a su conservación y darles la necesaria continuidad. Para ello, indica el pliego, “es obligado ampliar y profundizar en su conocimiento, hacer un diagnóstico de las lesiones del templo y de los bienes culturales en él contenidos, reflexionar el cómo y el porqué de esas intervenciones, atender a su mantenimiento y difundir tanto la documentación e investigación realizadas como las actuaciones”. Así, se deberá “identificar, describir, analizar y preservar cada uno de los valores específicos correspondientes definidos por el transcurso del tiempo”. Este proceso afecta a una amplia serie de valores que discurre desde lo propiamente histórico hasta los aspectos simbólicos y funcionales, en los cuales pueden incluirse valores tipológicos, sistémicos, paisajísticos, estructurales, constructivos y estéticos, cuya suma mejorará el conocimiento del BIC.

Última reforma

La última gran reforma de la Catedral de Huesca data de la década de los 70 del pasado siglo, cuando estuvo cerrada cuatro años para su reforma y restauración. En esa época todavía no había planes directores, que adquirieron su forma definitiva en la primera década del Siglo XXI. Inicialmente no entró en el plan porque “fue de las últimas que se restauraron y no hacía falta actuar porque estaba bien atendida”, explicó el delegado de Patrimonio de la Diócesis de Huesca, José María Nasarre. “El interior está bien estructurado con su mantenimiento ordinario pero el entorno no. Hubo unas propuestas de la anterior arquitecta de la DGA pero no hubo continuidad. Se trata de recuperarlo para dignificarlo. No para reconstruirlo, sino para mantener las ruinas, dignificarlas y hacer en su día un paseo arqueológico”, añadió el delegado de Patrimonio de la Diócesis de Huesca.

Cabe recordar que el ministro de Cultura y Deporte del Gobierno de España, Miquel Iceta, recibió el pasado mes de diciembre en Madrid al alcalde de Huesca, Luis Felipe, junto con una delegación oscense para conocer de primera mano el valor patrimonial de la Catedral, su contexto histórico y cultural y sus necesidades. Fuentes municipales destacaron entonces la “gran disposición” por parte del ministro para establecer una alianza institucional y poner en valor el templo y su entorno a través de inversiones en presupuestos estatales de próximos ejercicios.

A la espera de que se redacte el plan, cabe recordar que el Ayuntamiento de Huesca constituyó en abril de 2021 un grupo de trabajo conformado por representantes del Consistorio, Gobierno de Aragón y Diócesis de Huesca con el objetivo de este órgano ejerza como interlocutor directo con los redactores del Plan Director de la Catedral.

Etiquetas