Huesca

LA ENTREVISTA

Lorenzo Otín Viñuales: “Siempre he sido defensor de asociarme en todo, que solo no vas a ningún sitio”

El oscense será homenajeado por los comerciantes de Huesca el 11 de agosto

Lorenzo Otín Viñuales.
Lorenzo Otín Viñuales.
S.E.

Lorenzo Otín Viñuales (Salillas, 1943) será, junto a los danzantes de Huesca, uno de los grandes protagonistas de la tradicional Fiesta del Comercio Oscense que tendrá lugar a primera hora de la mañana del 11 de agosto en la plaza Luis López Allué. Ese día, desde hace años, la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Huesca homenajea a algún miembro representativo de este sector de la ciudad, y este año ha acordado que merece este popular reconocimiento el fundador de Navasola-Huesca SL. Este año, además, la familia Otín celebra el 50 aniversario de la constitución de la mencionada sociedad limitada.

Este reconocimiento, dice Lorenzo Otín, “me parece una cosa bonita porque lo han acordado a través de la Asociación de Comerciantes, y yo, junto a otros, fui uno de los que hicimos los estatutos de la asociación del comercio de Huesca. La verdad es que estoy muy agradecido con los comerciantes por haberse acordado de mi”.

Subraya Otín Viñuales que estuvo en el inicio de la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de Huesca porque “yo siempre he sido defensor de asociarme en todo, porque solo no vas a ningún sitio”.

Además -valora este empresario jubilado hace ya casi quince años-, la mañana del tercer día de las fiestas laurentinas tiene lugar, en la misma plaza de Luis López Allué, la única actuación de los danzantes de Huesca en escenario, “y los danzantes son una pieza importantísima en las fiestas para todos los ciudadanos de Huesca. Yo creo que los danzantes son algo que va grabado en nuestro sen”.

Para él, no obstante, como para la mayoría de los vecinos de la capital altoaragonesa, la fecha más especial de las fiestas laurentinas siempre ha sido, y sigue siendo, el día 10 de agosto, que es la festividad de San Lorenzo, patrón de la ciudad. Y más en el caso de esta familia oscense, que “yo me llamo Lorenzo, mi hijo se llama Lorenzo y mi nieto se llama Lorenzo, es el día grande para nosotros, desde luego”.

Lorenzo Otín Viñuales, por otro lado, confía en que por fin, después de dos años sin fiestas patronales por la pandemia de coronavirus, los oscenses y quienes nos visiten en esas fechas puedan vivir una fiestas como las de hace tres años o, si es posible, mejores.

Al respecto, Lorenzo dice: “Creo que todo el mundo tenemos muchas ganas de vivir este San Lorenzo, después de que hemos estado dos años sin fiestas por la pandemia de coronavirus, y recuperar las reuniones familiares que hacía yo siempre en estas fechas tan especiales para todos los vecinos de Huesca”.

Sigue recibiendo felicitaciones de familiares y amigos por el homenaje que va a recibir por parte de los comerciantes de Huesca, y sonríe al comentar que en la calle ya se nota que la fiesta se acerca. 

Etiquetas