Huesca

energías

Las administraciones buscan contener el gasto energético, que llega a triplicarse

Reducir el consumo, ayudas directas, modificar el crédito y financiación europea son las medidas que toma el sector público

Foto de archivo del Palacio de Congresos de Huesca.
El Palacio de Congresos de Huesca, una de las instalaciones más afectadas.
S. E.

Las adminsitraciones públicas han visto como los recibos de las facturas de luz, gas y combustible les descuadraba sus previsiones de gasto para suministros básicos. La factura energética se ha multiplicado hasta por tres en función de la institución a la que se le pregunta. Medidas de ahorro en el cosumo, planes de ayudas directas para hacer frente al incremento de precios, y ampliaciones de crédito para aumentar la cantidad que inicialmente habían destinado para afrontar el coste de los suministros básicos, son algunas de las soluciones a corto y medio plazo que ya han puesto en marcha las instituciones. Los fondos europeos Next Generation son una oportunidad de financiación para acometer actuaciones destinadas a lograr una mayor eficiencia.

En lo que llevamos de año, el gasto en luz que depende del Ayuntamiento de Huesca ha aumentado en un 50%, mientras la factura del gas se ha multiplicado por tres. Para hacer frente a la subida en el precio del gas y del combustible, el pleno del Ayuntamiento aprobó una ampliación de crédito de unos 700.000 euros, que deben cubrir “en principio para hasta diciembre”, según señaló el equipo de Gobierno, durante el debate de la medida en el pleno de junio.

Aunque no se han facilitado datos desglosados, fuentes municipales señalan que “las dos instalaciones más afectadas han sido el Palacio de Deportes y la piscina Almériz”. A todo esto se le suma las medidas de ahorro establecidas en marzo, como rebajar el consumo de calefacción, reducir el horario de iluminación de las calles o suprimir la iluminación exterior de todos los edificios municipales.

Está por saber si finalmente se consigue la financiación para instalar placas solares en cuatro edificios municipales -el Cículo Oscene, el Centro Cultural Manuel Benito Moliner, el Palacio de Deportes y la Casa consistorial. Por el momento no se han resuelto esta convocatoria.

Provincia y comarca

Por su parte, desde la Diputación Provincial de Huesca (DPH) afirman que el gasto está en lo previsto. Explican que, cuando hacen los presupuestos, “en suministros se hace siempre al alza, por lo que de momento estamos dentro de presupuestos”.

Así de los 200.000 euros presupuestados en energía eléctrica, a fecha de hoy (mes de julio) se han gastado 80.000. El gasto en gas asciende a 17.000 euros de 39.000 euros previstos, y en cuanto a combustible, “sería el gasto en el que se iría más justo”, por lo que “de tener que hacer una modificación presupuestaria, sería en todo caso en combustible”.

En este caso, si se va área por área, se observa que en Obras Públicas, de los 30.000 euros presupuestados para combustible, se han gastado 23.300. En el Servicio Provincial de Extinción de Incendios y Salvamentos, el gasto en combustible es algo más de la mitad, 77.000 euros, de lo presupuestado, 150.000 euros. En Cultura de 5.000 euros se han gastado 3.000, y en lo referente a Órganos de Gobierno de 16.000, se han gastado 6.500. A diferencia del Ayuntamiento no se ha presentado ningún proyecto para eficiencia energética.

En la Comarca de la Hoya creen haber contenido “el efecto negativo” del evidente incremento en los costes. Algo a lo que ha ayudado la restricción en los horarios de apertura de la sede y la aprobación de diferentes suplementos de crédito, enmarcadas “en un conjunto de medidas destinadas a fines muy diversos”. El traslado a la nueva sede, en 2019, con sistemas de iluminación y climatización más eficientes, con termostatos individualizados en cada sala o despacho, así como el uso de luces led y una mejor iluminación natural han resultado ser “un colchón que ha atemperado el impacto final”.

Aún así lo previsto para gasto en energía eléctrica se ha aumentado en 4.000 euros, hasta 29.000 euros. Mientras que el consumo eléctrico de los parques de protección civil la ampliación ha sido de 2.000 euros llegando a 4.000 euros.

El incremento del coste del kilómetro por desplazamiento de los trabajadores, “que pasó de 0,25 €/Km a 0,29 €/Km, ha supuesto la modificación de algunas partidas vinculadas al coste de energía, como las de desplazamiento de personal, que se han incrementado por ejemplo en el área de Deportes, en 12.000 euros hasta los 52.000, o en el área de Servicios de Ayuda a Domicilio, que ha pasando de 63.500 a 71.770€.

Etiquetas