Huesca

EDIFICIOS PÚBLICOS

La Universidad de Zaragoza cierra sus instalaciones del 1 al 15 de agosto para ahorrar

Esta medida permite reducir el consumo energético y, por tanto, una gestión eficiente de los recursos

La Facultad de Empresa y Gestión Pública del campus de Huesca.
La Facultad de Empresa y Gestión Pública del campus de Huesca.
Pablo Segura

La Universidad de Zaragoza cerrará sus instalaciones del 1 al 15 de agosto como medida de ahorro del gasto energético y con el fin de realizar una gestión óptima de los espacios durante estas fechas en las que el uso disminuye de forma significativa. Los valores estimados del cierre energético anual (Semana Santa, Navidad, verano) indican que la universidad puede dejar de gastar una cuantía superior al medio millón de euros en suministros como agua, electricidad y combustible. Para lograr ese objetivo, la Universidad de Zaragoza anima a la comunidad universitaria a realizar acciones como apagar los ordenadores y pantallas, eliminar el standby de todos los equipos existentes, apagar el termostato de los despachos y laboratorios, desconectar los equipos auxiliares de climatización y asegurar el apagado de la iluminación.

También aconsejan agrupar materiales de ensayo en el menor número de neveras o congeladores y desconectar aquellos que se quedan vacíos, ajustar programaciones de equipos de encendido automático y desconectar cargadores o equipos con transformador.

También recomienda bajar las persianas o lamas para evitar el calentamiento de las estancias.

Desde la Universidad de Zaragoza destacan que existen edificios de uso extraordinario donde sí que se mantendrá una apertura diaria por su singularidad, como el Hospital Clínico Veterinario. Alberto Gil Costa, gerente de la Universidad de Zaragoza, señala que en relación a las actividades de ahorro de contención del gasto asociadas al Plan de Racionalización en materia de consumo energético del campus aragonés se realiza a día de hoy un seguimiento, mes a mes, de lo que viene siendo la evolución del consumo y del gasto en comparación con el año anterior. De esta forma, dice, hay que tener en cuenta que hay dos factores: el precio de la energía y la pandemia.

Con este Plan, expone, “hemos ido consiguiendo un ahorro de energía que en el mes de junio, último dato disponible, hemos consumido un 12 % menos de energía eléctrica que en el mismo mes de 20021”.  

Etiquetas